Autor Tema: Mujeres, feminidad y apariencia  (Leído 30 veces)

Marzo 07, 2019, 13:25:24 pm
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13730
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Citar
Aunque a menudo estemos equivocados en nuestros esfuerzos, la sociedad moderna en su conjunto invierte una cantidad sustancial de tiempo, esfuerzo y dinero en tratar de mejorar su apariencia física. La mayoría no está completamente satisfecha con su apariencia. Esto es especialmente cierto para las mujeres, sobre las cuales se ha colocado una cantidad excesiva de presión social para ajustarse a ciertas imágenes preconcebidas de la belleza según lo dictado por la sociedad.

Hay quienes, con buena intención, luchan contra esta programación social enseñando a las mujeres que estas imágenes no son realistas y que se deben abrazan por lo que son. Si bien estoy totalmente de acuerdo con el concepto básico de auto-aceptación, creo que este movimiento imparte una sensación de impotencia al reforzar inadvertidamente la idea auto-limitada de que estas mujeres no tienen la capacidad inherente de provocar cambios dentro de sus propios cuerpos.

Una vez robada esta esperanza, la apatía se apodera cuando aceptan ciegamente un destino que sera incapaz de mantener un estado mental o emocional a largo plazo que conduzca a la realización de la meta final. Liberarse de esta forma de pensar es crítico, hasta que uno vea que sus metas son totalmente alcanzables, no podrá sostener el esfuerzo y el sacrificio necesarios para alcanzarlas en un nivel avanzado. No sugiero que uno deba ser irrazonable en sus expectativas o establecer metas más allá de lo que su diseño genético, edad o capacidad permitirá. Sin embargo, la mayoría de las mujeres, independientemente de su edad o genética, son capaces de desarrollar un cuerpo que supere con creces las actuales limitaciones auto-impuestas.

Para aquellas mujeres que han sido capaces de retener o cultivar una creencia en su capacidad para alcanzar sus objetivos físicos, tienen a su disposición numerosas ventajas que no estában disponibles para las mujeres de generaciones anteriores. Mucho ha cambiado en las últimas décadas. Casi todos los aspectos de la apariencia de uno pueden ahora modificarse a través de la tecnología. Las cosas que una vez fueron consideradas socialmente inaceptables o en conflicto con la visión moral general, ahora han sido ampliamente aceptadas e integradas en la sociedad a nivel mundial: Implantes, Botox, inyecciones de colágeno, trasplantes de cabello, cirugía plástica y liposucción, por nombrar algunos. No olvidemos los embellecedores más mundanos, como cremas cosméticas, maquillaje, joyas y otros adornos corporales, extensiones de cabello, pestañas postizas, ropa de moda moderna y otros accesorios y complementos.

Vivimos en un mundo en el que las mujeres modifican voluntariamente su apariencia artificial de casi todas las formas que son concebibles, sin embargo, cuando se trata de mejorar el atractivo corporal, parece que la mayoría de las mujeres han perdido el barco. A pesar de su conocimiento de los temas mencionados anteriormente, parecen incapaces de captar no solo los conceptos básicos responsables de producir un verdadero cambio físico, sino que incluso están menos educadas y/o no están dispuestas a utilizar las ventajas de los conocimientos en nutrición, suplementación y ejercicio disponibles para ellas.

Si bien la ignorancia es una barrera comprensible en este caso, estoy un poco confundido por aquellas que deciden abstenerse de estas ventajas para la salud y la apariencia externa. Este punto de vista parece irracional dado que estas mismas personas a menudo se involucran en prácticas que requieren una gran inversión en tiempo, energía y dinero, pero que no otorgan a cambio beneficios de salud a largo plazo. Cualquiera puede gastarse dinero en medicamentos y cirugías, pero hacerlo a tu manera, trabajando durante meses y años con una buena nutrición y ejercicio te darán un poder y sentimiento especial que ningún dinero del mundo podrá pagar.

No veo cómo un procedimiento médico, en el que una vara afilada se atasca repetidamente en los depósitos de grasa de las caderas, glúteos, piernas y estómago, mientras causa lesiones internas sustanciales que tardan semanas en recuperarse sea mas satisfactorio que hacer un cambio en el estilo de vida.

A muchas mujeres se les ha lavado el cerebro para creer que el manejo de la grasa corporal es la clave para lograr la transformación física, lo que a su vez conduce a un exceso de confianza en el ejercicio cardiovascular (en muchas ocasiones inútil, dañino y perjudicial). Si bien el exceso de grasa corporal puede destruir la apariencia y la salud, la eliminación de la misma solo alterará el físico en un nivel superficial. Si uno quiere moldear la forma subyacente del cuerpo y mejorar su salud en todos los sentidos, se debe manipular el sistema muscular. No hay forma de evitar esto; es el sistema muscular, junto con la distribución del patrón de grasa femenina, el responsable de determinar la forma de la figura de una mujer.

No importa lo lejos que estemos de nuestra versión del físico perfecto, no se puede negar que nuestras acciones desempeñan un papel clave en la determinación de la rapidez con la que podemos llegar a acercarnos. Con este fin, los hombres tienen una ventaja decisiva sobre sus contra-partes femeninas, ya que, naturalmente, producen una mayor cantidad de hormonas para quemar grasa y construir músculo. Afortunadamente, la ciencia y el conocimiento han llegado tan lejos que permite a las mujeres desarrollar músculos y quemar grasa a un ritmo que antes no se podía imaginar.

Desafortunadamente, todavía hay una gran cantidad de mujeres que creen falsamente que el entrenamiento con pesas dará como resultado un aspecto excesivamente musculoso. Es imposible llevar a todos a la luz, pero para aquellas mujeres que sean capaces de ver más allá de la ignorancia y abrazar el poder de alteración física y mental, por primera vez se liberarán de las restricciones hormonales de la condición de mujer mientras mantienen la belleza plena de su naturaleza femenina. Lo que yo llamaría lo mejor de ambos mundos.
« Última modificación: Marzo 07, 2019, 13:30:37 pm por Beti ona »
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente