Autor Tema: Dios y la lucha libre  (Leído 451 veces)

Febrero 28, 2017, 16:19:55 pm
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Cita de: Fernando M. Carreño
Me figuro que conocerán el tema: en el estado norteamericano de Texas, uno de esos que permiten llevar armas por la calle y en el que domina políticamente la derecha religiosa, esa que aquí llamaríamos extrema y que no hace tanto tuvimos en el poder, en los tiempos del Nacionalcatolicismo (aunque para el caso que nos ocupa da igual que sean protestantes, católicos, musulmanes, judíos, budistas o incluso ateos militantes: todos comparten el vicio de decirle a la gente lo que tiene que ser y hacer) ha dictaminado que un chico participe en un torneo femenino de lucha libre. La razón, por así llamarlo, el respeto a la Ley Divina (a la suya, o según ellos la entienden), que abomina de la transexualidad, de la homosexualidad, de la sexualidad en general y, por extensión, de todo lo que suponga que una persona pueda actuar en su vida con libertad.

Con arreglo a ella, el organismo que rige la lucha libre a estos niveles determina que cada persona debe participar en competiciones según el sexo (perdón también pido si no soy demasiado respetuoso con los tecnicismos de sexo, género y demás) que figura en su partida de nacimiento. Así, también entrar en aseos públicos y otras cosas por el estilo. El resultado, el lógico: que dada su envergadura física y el tratamiento de testosterona con lo que ayuda a su cambio de sexo, el chaval ha ganado fácilmente. Algunos le han apoyado. Otros le han silbado. Al menos nadie le ha disparado.

Al chico en cuestión se le ofrecían dos alternativas: respetar al deporte, respetar el buen orden, y no competir. O competir y respetar al deporte y a la sociedad dejando de manifiesto lo absurdo de la norma. Ha elegido lo segundo. Particularmente, le aplaudo. Víctimas ha habido: las chicas que en buena lid han perdido ante él pero en puridad no han sido víctimas suyas, sino de los legisladores temerosos del Yavé Sebaot, Dios de los Ejércitos, o de Jehová o así, que han querido darle al chaval una patada en el culo de ellas.

Bien. La transexualidad en el deporte es un debate serio. Está el caso de las personas que por causas naturales tienen, físico aparte, una producción de testosterona anormalmente elevada para la generalidad de su sexo, como por ejemplo es el caso de Caster Semenya, o quien tenga características de una persona que no encaje en la descripción genética que típicamente diferencia los cuerpos de un hombre y una mujer. Por un lado, en competición participa con ventaja, pero al ser esta 'natural' y no exógena, hay sólidos argumentos a que se permita su participación sin las limitaciones que en su día estableció la IAAF. Así lo estimó el TAS tras el proceso iniciado por la atleta india Dutee Chand, que indirectamente benefició a Semenya.

A Paula Radcliffe le cayeron todo tipo de palos cuando apuntó a la posibilidad de que por medio de manipulación genética se pudieran conseguir personas que presentaran, 'naturalmente' o al menos de nacimiento, ese tipo de características físicas. Que hoy en día sea -por lo que sabemos- ciencia ficción no implica que en un futuro no sea posible, y en cuanto a dopaje y trampas, cosas similares conocemos, y aún peores. Yo particularmente tampoco descartaría a alguien lo bastante desquiciado o falto de escrúpulos capaz de jugar con su condición sexual para conseguir ventaja deportiva que, a ciertos niveles, es económica y profesional, precisamente por la razón apuntada antes. Pero esto es opinión personal.

Pero esto es la parte seria del debate que, como vemos, puede muy bien estar en sus inicios. La parte chusca y diría yo que peligrosa es la ley de Texas: al chaval, como nació mujer, le toca competir como mujer hasta que las ranas críen pelo. Él y sus competidoras, es decir, las personas, no importan un pimiento. Importa que no se altere el orden sacrosanto de las cosas que ha existido desde que el libro del Levítico fue escrito por unos pastores seminómadas cuando la antigua Roma aún era campo. No entro ni salgo en si se lo dictó Dios en el Sinaí transfigurado en zarza ardiente.

Expreso sólo mi extrañeza conque esas leyes inspiradas en esa inspiración religiosa hagan tanto hincapié en la sexualidad, pero no respeten cosas que también dice su libro (el Levítico y otros) como que haya que matar a quien trabaje en sábado o domingo (y haya así que ejecutar a todos los deportistas profesionales y personal de los estadios), que no se pueda comer conejo por ser rumiante (que no lo es, por cierto), que se pueda vender a los hijos como esclavos o que no se pueda tocar nada de cerdo, lo cual hubiera prohibido el desarrollo de todos los deportes de balón hasta la invención de los plásticos (de estos no se dice nada pero no he oído nada a ninguno de estos fanáticos de oponerse a ellos). Por más que servidor de ustedes haya leído el Evangelio, no he encontrado en él nada que justifique persecuciones por razón de sexo. Sí en cambio decir que el sábado es para el hombre y no el hombre para el sábado, y al protagonista del libro sacando a mercaderes del templo a hostias (aunque bueno, igual es que eso delata que en realidad era un perroflauta enemigo de la libertad de empresa).

En fin, divagamos, que hablamos de deporte y no de teología. Simplemente, se trata de señalar como en este caso el deporte nos muestra cómo puede cambiar nuestra vida si en vez de ser dirigida por la pobre y errada ética de los pobres seres humanos pasa por ser dirigida por la áurea regla de las personas que hacen depender su poder de lo que dicen que su Dios ha dicho. Ejemplos tenemos muchos: la lucha de las mujeres iraníes por entrar al fútbol o por competir, como las de Arabia Saudí y más sitios (y recuerden como a Rafa Guijosa y a su equipo -masculino- los llevaron a comisaría por entrenar de corto en un parque), la imposición en España de los 'pololos' como vestimenta moralizante para deportistas (mujeres) y la prohibición de modalidades...

A mí desde pequeño me dio siempre grima la expresión "como Dios manda" porque me parecía absurdo que Dios se fuera a ocupar de cómo me tenía que sentar, de como se hacía una tortilla de patatas o de como tiene ser una camisa pero ya ven, parece que Dios también manda como debe ser la lucha libre.Lo malo es que esto no te lo dice directamente Dios, que si te lo dijera alguna autoridad habría que concederle, sino las personas que te dicen lo que dice Dios.

Y en cuanto a lo de esclavizar, matar o vender como esclavos mejor no les demos ideas, o más bien no les dejemos despertar los instintos. Ah, y no me refiero a todas las personas religiosas: me refiero a aquellas que utilizan su religión para esclavizar a una gente que, que yo sepa, no les obliga a ellos a nada. Jamás he visto en parte alguna ninguna ley que obligue a nadie a hacerse transexual y poner, así, patas arriba los reglamentos.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Febrero 26, 2019, 22:20:59 pm
Respuesta #1
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Cita de: Fernando M. Carreño
El caso de Caster Semenya puede ser visto como uno de los frutos de los citados "experimentos sociales": modelar un realidad para que, de acuerdo a la percepción, pueda ser asumida cualquier medida. En este caso un atentado a los derechos humanos a base de haber establecido previamente la no pertenencia del sujeto al colectivo al que, en efecto, pertenece.

Y si la IAAF limita la capacidad competitiva de Caster Semenya porque sus niveles de testosterona son más propios del sexo masculino que del femenino, el mundo del deporte habrá consumado una de las grandes injusticias de su historia. Porque en el caso de que Caster Semenya no sea fruto de una manipulación genética  -lo que no parece ser el caso-, la atleta sudafricana es simplemente una PERSONA con unas características especiales, pero naturales: ha nacido así.

Prohibirla correr de acuerdo a su naturaleza sería tanto como haber obligado a Manute Bol o Uliana Semenova a competir de rodillas o a Miguel Indurain con algún tipo de corsé para limitar su capacidad pulmonar. No es, siquiera, cosa de deporte, sino de dignidad y humanidad: no es compatible llenarse la boca de valores y de inclusión y luego apartar al diferente por serlo. Hazlo, además, y habrás creado un precedente para que se siga tu ejemplo en entornos más peligrosos. O Semenya corre, o el atletismo se será infiel a sí mismo.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Febrero 26, 2019, 22:22:06 pm
Respuesta #2
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Estoy muy de acuerdo. El caso de prohibirle competir a Semenya equivaldría a prohibirle al nadador Ian Thorpe y sus pies de 53 competir con los demás nadadores.

El caso de Semenya pone al mundo del deporte y a la sociedad frente a unos límites para los que nos estában preparados.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Mayo 01, 2019, 13:12:36 pm
Respuesta #3
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

El TAS resuelve a favor de la IAAF y Semenya tendría que medicarse para correr

Citar
Han sido meses de litigio, pero ya hay sentencia. La sudafricana Caster Semenya tendrá que disminuir con medicación sus niveles de testosterona, si quiere competir en distancias desde los 400 metros a la milla, después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo haya fallado este miércoles a favor de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

Aunque el veredicto da la razón al organismo atlético internacional, el TAS admite que la normativa es "discriminatoria", aunque necesaria para proteger del deporte femenino.

"Las normas son discriminatorias, pero la mayoría del tribunal encontró que, sobre la base de las pruebas presentada por las partes, tal discriminación es un medio necesario, razonable y proporcionado para lograr el objetivo que persigue la IAAF de preservar la integridad del atletismo femenino en determinadas pruebas".Pero la complejidad del caso lleva al Tribunal a sembrar dudas sobre la aplicación de esta normativa que regula los casos de hiperandrogenismo.

En este sentido, el TAS recomienda a la IAAF que, antes de aplicar esta norma, implemente estudios que verifiquen con mayor exactitud los niveles a partir de los cuales esa ventaja se produceLa sudafricana había recurrido al TAS la normativa que la IAAF quería haber desarrollado a partir del pasado 1 de noviembre -ahora suspendida cautelarmente- por la cual se establecía un nuevo el umbral de tolerancia para los niveles de testosterona -que estaba situado en los 10 nanomoles por litro de sangre- en 5 nanomoles, para participar en las carreras de distancias entre los 400 metros y la milla. Según estudios realizados por la IAAF, y que había presentado al TAS, una mayor proporción de testosterona "aumenta un 4,4 % la masa muscular, entre un 12 y un 26 % la fuerza y un 7,8 % la hemoglobina".

Sin embargo, desde un primer momento, Semenya, una de las atletas del panorama internacional que sufre hiperandrogenismo, defendió su derecho a competir como lo ha hecho siempre, como mujer y en categoría femenina, sin tener que recurrir a medicación que varíe de forma artificial ninguno de sus parámetros biológicos. "Quiero simplemente correr de manera natural, como lo hago desde que nací", decía la atleta cuando compareció ante el TAS. "No es justo que me pidan cambiar, no es justo que la gente se pregunte quién soy", añadió.No ha sido un veredicto fácil.

De hecho, el Tribunal de Arbitraje Deportivo, organismo al que recurrió la atleta para defender su derecho a competir en las pruebas en las que se ha proclamado campeona olímpica en dos ocasiones (los 800 metros), tuvo que retrasar la fecha de su decisión por la complejidad de todas las pruebas presentadas.

Ha habido argumentos y opiniones en todos los sentidos, la mayoría a favor de la normativa de la IAAF, pese a que muchos admiten también la complejidad del caso.

La plusmarquista mundial de maratón, Paula Radcliffe, aseguró que "sería ingenuo no pensar que si esta regla no se aprobara, no habrá personas que busquen activamente a las niñas con esta condición".

Por su parte, Joanna Harper, atleta y doctora transexual que ha asesorado al COI y al TAS en este caso, defendía que "Semenya está compitiendo con casi todas las ventajas de un hombre".

Se trata de una sentencia polémica por su complejidad que marca un antes y un después en la regulación de pruebas femeninas en base a cuestiones de género.

Semenya tiene ahora 30 días para recurrir el fallo ante el Tribunal Federal Suizo.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Mayo 01, 2019, 13:19:39 pm
Respuesta #4
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Menuda mierda el TAS. Se trata de evitar el dopaje, no de favorecerlo.  :muro:

Si cada vez que un deportista abusa por su condición genética entonces deberían medicar a muchos en todos los deportes. Sí es mujer nacida mujer, no tiene sentido hacer que tome medicamentos.

"Queremos igualdad, todas queremos competir en igualdad de condiciones..., que esta tiene mejores cualidades físicas, mmmmm, excluida".

Nadie puede aprovechar su condicion si es mujer, hay que cortarla de raíz para igualar a todas? Y es que esto solo pasa con las mujeres, las hermanas Williams tambien fueron criticadas por sus "colegas" debido a su tamaño, fuerza y superioridad fisica.

Marc Marquez tiene un cuerpo que le permite ser más ágil que un tio de 1,80 y no por ello le van a poner pesos extras. Bolt tiene una genética natural que le hace ser superior y no por ello empieza la carrera 30 metros por detrás.

El objetivo del deporte competitivo nunca puede ser una igualdad, y menos a base de destruir una ventaja natural, de lo contrario no habria ganadores ni perdedores. Ella no ha hecho trampa, se ha aprovechado de su condicion genetica, igual que Jordan, Messi, Ali o cualquier atleta exitoso de la historia. Ellos trabajaron duro, pero la genetica o la gracia o la habilidad, estaba a su favor, por distintas razones.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Mayo 01, 2019, 15:05:44 pm
Respuesta #5
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Begoña Fleitas

Citar
Caster Semenya es mujer, su sexo desde que nació hace 28 años. Corre desde que era niña y ya ganaba en categorías inferiores, como otras muchas estrellas deportivas internacionales. Fue en el Campeonato del Mundo de 2009 cuando su desmedida superioridad en la final de los 800 metros desató las dudas y sospechas de sus rivales sobre el sexo de la sudafricana. "Corre como un hombre", decían.

Desde entonces, cuando la IAAF admitió que un test de verificación de sexo había mostrado que la testosterona de Semenya era más alta de lo normal, la atleta ha mantenido un litigio que dura ya diez años para defender su condición femenina.

El fallo que este miércoles ha hecho público el TAS evidencia la complejidad del caso. Y no despeja las dudas, la verdad. Porque reconocer, como ha hecho el Tribunal, que la normativa que quiere imponer la IAAF es discriminatoria atenta contra el espíritu y la esencia del deporte, contra su carácter inclusivo y la prevalencia de los derechos individuales de las personas que son distintas.

Porque a diferencia de los tramposos, de los que recurren voluntariamente al dopaje para ser mejores que los demas y ganar, Semenya no ha buscado ser como es. Y mucho menos para conseguir proclamarse dos veces campeona olímpica y varias veces campeona del mundo en los 800 metros.

La IAAF sostiene que los estudios que ha realizado demuestran que Caster tiene ventaja por su mayor nivel de testosterona. Pero hay atletas con hiperandrogenismo, como la india Dutee Chand, que no lograron pasar de las primeras series en unos Juegos Olímpicos. ¿Tenían ellas ventaja? Pues no; o sí, pero como la han tenido deportistas que han hecho de su físico una herramienta a la altura de su talento: Usain Bolt, Michael Phelps, Miguel Indurain o Lebron James, entre otros muchos.

Tales son las incógnitas que el caso sugiere al TAS que, en su sentencia, aconsejó a la IAAF retrasar la puesta en marcha de la normativa hasta que se implementen más estudios. No le han hecho caso y ya el 8 de mayo Semenya no podrá correr en pruebas inferiores a la milla si no se medica. ¿Y las consecuencias sobre la medicación con anticonceptivos orales? ¿Quién legisla sobre si el rendimiento de la atleta se ve condicionado por ello? Porque esta medicación tiene efectos secundarios. Muchas dudas que la sentencia del TAS no ha hecho sino alimentar. Semenya debería recurrir.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Mayo 01, 2019, 21:52:00 pm
Respuesta #6
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Caster Semenya, normalidad y derechos humanos

Cita de: Fernando M. Carreño
Ya conocen la noticia: El TAS ha determinado que la IAAF tiene razón en obligar a Caster Semenya a medicarse si quiere competir. Sí, lo hace con pies de plomo, lo hace asumiendo que avala una norma discriminatoria, pero aun así lo avala. Quizá lo que haya hecho es pegar una patada hacia arriba y confiar en que su sentencia pase a ser recurrida en otros tribunales. Aun así este veredicto, al igual que la anterior normativa de la IAAF, es un triste jalón en la historia del deporte y aún en la historia de los derechos humanos.

Hay otros artículos, textos y estudios que tratarán el asunto técnico y médico con más profundidad. Los niveles hormonales aceptables o no, su incidencia deportiva, las pruebas en las que estos inciden más y menos o las diferencias legislativas. Bien. Pero vamos al asunto de fondo: El deporte es una actividad humana y lo practican seres humanos. En su aspecto competitivo es básico protegerlo de la trampa, pero resulta que en el caso de Semenya no hay trampa. Está fuera de duda que el hiperandrogenismo de Semenya, su carga hormonal y todo lo de derivado de ella, no sea natural. No. Caster Semenya es así. Nació así y lo lleva siendo toda su vida. Lo es en la pista y es fuera de ella. Igual que unos miden 1,41 y otros 2,34. Igual que unos tienen un peso máximo de 60 kilos y otros alcanzan los 150. Y el de 1,40 practica gimnasia y el de 2,34 hace baloncesto. Y el de 60 kilos es fondista y el de 150 pilier. Pero con la sentencia de Semenya estamos abriendo la puerta a que ya nadie pueda ser lo que quiera, sino que se determine lo que se deba ser.

Podríamos decir que esta sentencia abre la puerta que si alguien de 2,34 es algún día bueno en gimnasia y alguien protesta alegando que su 'irregularidad' le da ventaja, se le pueda prohibir. Podríamos, y también nos podríamos decir que rizamos el rizo y reducimos al absurdo pero ¿seguro? Dejemos de lado el 2,34 en gimnasia y recordemos por ejemplo a los baloncestistas Roberto Dueñas y Georghe Muresan. Ambos sufrían acromegalia y ambos rebasaban los 2,20 ¿Qué protección tendrían, una vez que la 'norma Semenya' sea firme, ante algún rival que alegara que su ventaja era 'injusta'? Pues quizá no lo tendrían fácil porque ya habría precedente ¿Qué pasará ahora si se alegara algo similar sobre la capacidad pulmonar de Miguel Indurain o el ritmo cardiaco, suyo o de otros ciclistas? ¿Y sobre el 2,01 de envergadura de Michael Gross o el tamaño del pie de otros nadadores? Bien: podría decirse que es que estos casos no son anormales, y es precisamente entonces cuando llegamos al meollo del asunto: ¿Qué es ser 'normal'?

Dividamos la cuestión en dos partes: la humana y la competitiva. En el primer aspecto a Caster Semenya, en realidad, se la castiga por no ser 'normal' (y porque gana, que si no ganara igual hasta se la tomaba como bandera del atletismo inclusivo), que significa salirse de la norma. Hay normas sociales, cierto. Quien no cumpla con una norma puede ser excluido de la comunidad en la medida que sea, y ver sus derechos limitados (las leyes y el derecho existen por esto). Todas las normas sociales son arbitrarias aunque haga falta un cierto consenso social para su aceptación pero de lo que ahora estamos hablando es unir un criterio físico a una norma social.

En el atletismo, en el deporte en general, se compite en categorías masculina y femenina. La distinción está basada en diferencias físicas. Desde ese punto de vista esta sentencia, la norma de la IAAF más bien, podría parecer correcta, pero lo que está diciendo en realidad es que hay una forma de ser, en este caso, mujer,  y quien no se ajusta plenamente a ella no es 'mujer' y no debe estar en categoría femenina. A Semenya, el hiperandrogenismo le sitúa fuera del universo femenino en su contexto profesional. Pero si se medica puede volver a él. Es decir, es "mujer" pero no es lo suficientemente "mujer", y las implicaciones que esto tiene me parecen lo bastante siniestras como para señalar el peligro de esta forma de legislar, que recuerden que muchas de las más aberrantes legislaciones sociales han pretendido tener base 'científica'.

Eso desde el punto de vista de los 'derechos' pero ¿Qué decir de la competitividad? ¿Compiten en igualdad, como hemos visto antes, el baloncestista de 2,34 y el 2,00? ¿Compite igual un ciclista con una frecuencia cardiaca 'normal' que Indurain, y, en fin, los ejemplos que antes hemos citados con otros deportistas 'normales' (y vuelve otra vez la palabrita...)? Pues es evidente que no, y la sentencia de Semenya abre la puerta a reclamaciones en este sentido y en otros que llegarán, porque las características físicas de Caster Semenya son tan naturales como las antes citadas.

Otra cosa sería que Caster fuera fruto de una manipulación genética (que bien podría ser posible en el futuro como dijo Paula Radcliffe hace tiempo, y fue injustamente asaetada por decirlo) o que estuviéramos hablando de un asunto de reasignación de sexo, que eso sí tiene muchos más claroscuros.

Pero de momento, Caster es una persona como cualquier otra y esta 'salvaguarda' de la competitividad abre también la puerta a un deporte por categorías como sucede en el mundo del motor. De nuevo ¿Que esto es extremo y reducimos al absurdo? Pues quizá pero es de absurdos de lo que estamos hablando. Esperen a que haya dinero a ganar. En ese gran mundo del fútbol seguro que no falta quien, si ve la posibilidad, intente excluir a jugadores rivales por tal o cual motivo...

En fin. Gente habrá que vea esto lógico y ajustado a derecho, como el señor Odriozola. Otra gente, no. Yo me sumo a quienes animan a Caster a, si tiene recursos o los consigue, que esa es otra, recurrir hasta el fin y sobre todo, convertir este caso en una lucha por los derechos humanos, que es de lo que se trata. Si establecemos una norma para 'ser mujer' o para 'ser hombre' abrimos la puerta a un mundo de peligrosas implicaciones. Yo me permito recordar a aquel Procusto, un señor griego presunto hijo de Poseidón, que a veces, por diversión, acostaba a gente en un lecho de hierro que tenía. Si el lecho era más grande, estiraba al infortunado hasta que se ajustaba a él. Pero si el pobre era mayor que el lecho, le cortaba lo que sobresaliese. Ahí han puesto a la pobre Caster Semenya.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Mayo 03, 2019, 22:52:24 pm
Respuesta #7
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Semenya admite que no se medicará y deja abierto su futuro, pero seguirá corriendo

Citar
Caster Semenya fue rotunda cuando le preguntaron si se medicará para seguir corriendo su prueba, los 800 metros, la distancia en la que se ha proclamado campeona olímpica y mundial. "Qué demonios, claro que no me medicaré", aseguró. La sudafricana dejó claro eso y también que seguirá corriendo. "No iré a ningún lado. Sólo Dios decidirá el final de mi carrera, no será un hombre el que pueda impedir que corra. Creo que mi equipo legal conseguirá que pueda volver a las pistas".

De esta forma, Semenya tiene claro que seguirá con el litigio que empezó hace ya 10 años, cuando se impuso en los Mundiales de Berlín 2009 y la IAAF le hizo un test de verificación de sexo en el que se dictaminó que sufría hiperandrogenismo.

Desde entonces, la IAAF hizo estudios para demostrar que los niveles de testosterona que presenta la sudafricana le dan ventaja en los 800 metros frente a otras rivales y desarrolló una normativa para disminuir esos niveles de 10 a 5 nanomoles por litro de sangre. La atleta recurrió esa normativa al TAS, pero el máximo tribunal deportivo desestimó el recurso de Caster y le da parte de razón a la IAAF, que empezará a aplicar estas reglas a partir del 8 de mayo.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente


Mayo 06, 2019, 12:07:17 pm
Respuesta #8
  • Más fuerte que el hierro
  • *****
  • Mensajes: 1060
    • Ver Perfil
    • Email

Vaya escándalo no???


Mayo 09, 2019, 15:05:57 pm
Respuesta #9
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 13963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Citar
Ana Peleteiro, la que más lejos ha saltado en la historia del triple salto español, también se moja en este episodio sobre un tema de rabiosa actualidad: el caso de Caster Semenya, la atleta sudafricana que ha sido obligada por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) a reducir sus niveles de testosterona para seguir compitiendo.

"En el proceso hay muchas injusticias y es por lo mismo de siempre: porque es una mujer africana y en Europa y el mundo no puede ser que una atleta africana sea mejor que las europeas o las norteamericanas", denuncia Ana. "No es sólo un problema de que esta chica sea superior al resto por su físico o por sus niveles naturales, también es un problema político. Entiendo la parte de Caster y la parte de las chicas que se quejan porque no compiten en igualdad de condiciones ya que ellas jamás podrían alcanzar esos niveles de testosterona sin doparse. Pero creo que las formas no son justas. Si tengo que apoyar a alguien, apoyo a Caster pero es un tema muy difícil", asegura la atleta española.
Material sobre investigacion social y cientifica: http://euthenica.blogspot.com.es/

Filosofia del entreno y asesoria: https://www.darzuka.com/nutricion-inteligente