Autor Tema: No solo de la fuerza vive el hombre  (Leído 335757 veces)

Agosto 10, 2020, 10:24:12 am
Respuesta #3210
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

"Quien te engaño tan hábilmente que consientes que decidan sobre tu vida y tu muerte?"

"Para que exista una aristocracia con todos los privilegios, a fuerza deben de existir las masas que los provean gustosamente."

"La mayoría supone que la ambición de los ricos es obtener más y más dinero. Falso, la ambición es tener más PODER."

"El negocio de los bancos no es tener tu dinero en resguardo, el verdadero negocio es prestar tu dinero a terceras personas y obtener muchas ganancias. Es más, ni siquiera prestan solo tu dinero, como banco pueden prestar mucho más con solo decir que lo tienen."

"La frase célebre del capitalismo es: La avaricia es buena. Con eso engañaron a todos, tanto que hasta los pobres más pobres siguen defendiendo esa idea. También los engañaron con la otra idea, la avaricia es mala, ese fue el engaño del cristianismo que mantuvo a los pobres siendo pobres, esclavos y miserables durante siglos. El poder siempre usa estrategias distintas según las necesidades que tenga para explotar al rebaño."

"Los mitos de la humanidad: la justicia, la igualdad, la libertad y la felicidad."

"Se abolió la esclavitud y todos fueron libres... En serio?. La esclavitud no comenzó con el comercio de africanos ni terminó con el final de la guerra de secesión de USA, la esclavitud existía antes que la democracia griega y aun no ha terminado hoy, a los esclavos les llaman asalariados o desempleados."

"Se acabó el feudalismo y empezó la república. Alguna diferencia? Se llama neo-lengua, con eso se engaña a todo el mundo."

"El pueblo es carne de cañón, entradas al circo, consumidores y votantes por siempre. Quien quiera ayudarlo o dirigirlo, solo será un aprovechado o un idiota."

"Es increíble que exista aún la carrera universitaria de economía y peor aún, que se considere para premio novel."

"Mucha gente con título universitario cree lo que la televisión y políticos dicen, eso debería hacernos cuestionar el falso axioma de título universitario es igual a ser inteligente."

"Si no se tienen argumentos sustentados en hechos y en la lógica, entonces todo cae en en el campo de la fe y la esperanza. Opinar todos opinamos, creer en cosas, pues también, sustentar es donde todo se complica. Yo tuve que reeducar mi mente, incluso aprender cosas que no sabia para poder entender lo que sucede. No es muy complicado pero se necesita tener el deseo de hacerlo, y normalmente nuestro deseo es encontrar una justificación que nos permita vivir tranquilamente y con esperanza, no averiguar la verdad."

"Pereza y cobardía, las características del hombre rebaño."


Agosto 10, 2020, 23:56:01 pm
Respuesta #3211
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Un movimiento antibloqueo basado en principios

Jeffrey Tucker

Citar
La mayoría de nosotros nunca pensamos que podría suceder Ciertamente no lo hice, a pesar de que he estado escribiendo sobre planes de cierre pandémico durante 15 años. Sabía que los planes estaban en el estante, lo cual es atroz, pero siempre pensé que algo evitaría que sucediera. Los tribunales. Opinión pública. Declaración de Derechos. Tradición. La aprensión política. La disponibilidad de información. 

Algo lo impediría. Entonces yo creí. Así que la mayoría de nosotros creíamos.

Aún así sucedió, todo en cuestión de días, y boom; ¡se terminó! Estábamos encerrados. Escuelas cerradas. Bares y restaurantes cerrados. No hay visitantes internacionales. Teatros cerrados. Las conferencias terminaron a la fuerza. Los deportes se detuvieron. Nos dijeron que nos quedáramos en casa y viéramos películas ... durante dos semanas para aplanar la curva. Luego, dos semanas se extendieron a cinco meses. Qué suerte para aquellos que vivían en los lugares que resistieron la presión y permanecieron abiertos, pero incluso para ellos, no pudieron visitar a familiares en otros estados debido a restricciones de cuarentena, etc.

Los encierros acabaron con la vida como la conocíamos hace apenas cinco meses, por un virus cuya edad media de muerte es 78-80 con comorbilidades, para las cuales no hay un solo caso verificado de reinfección en el planeta, para lo cual los éxitos internacionales en su manejo se basaron en la inmunidad colectiva y la apertura.

Aún así, los políticos que se habían convertido en dictadores no podían admitir un fracaso tan asombroso, por lo que mantuvieron las restricciones como una forma de encubrir lo que habían hecho.

Ese impacto de la primavera ahora se ha convertido en un verano de maldad, con todos señalando con el dedo a todos los demás por el lamentable estado de vida. La paciencia se ha agotado y una crueldad ha ocupado su lugar. Es evidente no solo en línea, sino también en persona, donde los extraños se gritan entre sí por comportarse de una manera que desaprueban.

Lo que muchos estados llaman "abierto" hoy se habría llamado "cerrado" hace seis meses. Los deportes son raros. Los teatros no están abiertos. En algunos lugares, todavía no puedes ir a los gimnasios o comer adentro. Los mandatos de máscaras están en todas partes, y también los encargados de hacer cumplirlos. La gente delata a sus vecinos, envía drones para descubrir fiestas en casa y se ataca unos a otros en lugares públicos.

En apenas cinco meses, los encierros han fabricado una nueva forma de estructura social en la que se espera que todos traten a los demás como un contagio mortal. Aún más ridículo, la gente ha llegado a creer que si te acercas más a dos metros de otra persona, una enfermedad aparece y se propaga espontáneamente.

Esto se ha convertido en un lugar extremadamente feo. Esto es lo que hicieron los encierros.

Todo esto ha ocurrido en medio de la mayor división política en muchas generaciones. Curiosamente, casi se predice la política de una persona en función de su actitud hacia el virus, como si las figuras políticas sentadas fueran responsables de crear o controlar patógenos que han sido parte de la experiencia humana desde que caminamos y hablamos por primera vez. La politización de esta enfermedad ha sido un ruido terrible que ha distraído del sabio manejo de la enfermedad que caracterizó a las generaciones durante siglos.

Pero el pueblo apoya esto, ¿verdad? No estoy muy seguro. Es cierto que la televisión y los medios online están causando pánico todo el día todos los días. Si de ahí es de donde obtiene su información, seguramente debe sentirse como una plaga. También existe el problema de que la gente se siente tremendamente impotente en este momento. Han sido encerrados, silenciados, humillados, brutalizados. Los pocos intentos de salir y protestar por los encierros fueron recibidos con burlas por parte de los principales medios de comunicación. Pero resultó que esto se debía a que estaban protestando por algo equivocado. Cuando las protestas contra la brutalidad policial y el racismo se extendieron por el país, los medios de comunicación lo aprobaron totalmente.

¿Dónde se encuentra exactamente la opinión sobre los bloqueos hoy? Las encuestas en las que no se puede confiar: la gente sabe exactamente lo que se supone que debe decir a los encuestadores durante un encierro de un estado policial. Por lo general, es una buena suposición que un tercio de los estadounidenses adoptan una posición que es más o menos consistente con la libertad humana; no es un grupo fijo y cambia según el problema, por lo que probablemente esa sea una buena suposición ahora.

El increíble frenesí de los medios mentirosos ha confundido a un gran número de personas. Una encuesta reveló que muchos estadounidenses piensan que el 9% de nosotros ha muerto de C-19 mientras que en realidad es el 0,04%. Entonces sí, tenemos un problema de propaganda, empezando por el New York Times, que hoy mismo  exigía "cierres más agresivos que los que se han llevado a cabo en el pasado. Estados Unidos no ha tenido un verdadero bloqueo nacional, cerrando solo alrededor de la mitad del país, en comparación con el 90 por ciento en otros países con un control de brotes más exitoso".

Ninguno de los cuales es cierto. Es pura propaganda ideológica. Las personas que dicen cosas verdaderas parecen ser solo el 1% frente al aluvión de tonterías que provienen de la cultura de los medios de hoy.

Casi no vemos discusión en la prensa principal de la evidencia empírica en el país y en el extranjero de que los bloqueos no tienen sentido desde una perspectiva médica y económica. Los expertos médicos durante muchas décadas han advertido contra la alteración del funcionamiento social en caso de enfermedad. Preservar la libertad siempre ha sido la prioridad política: 1949-52, 1957-58, 1968-69 y 2005  La propia revolución estadounidense tuvo lugar en medio de un brote de viruela.

Y sin embargo, aquí estamos.

Se necesita un movimiento anti-bloqueo serio, uno que no sea solo político, sino cultural e intelectual, uno que esté profundamente educado en historia, filosofía, derecho, economía y todas las ciencias, y que pueda unirse en torno a los postulados cívicos sobre la libertad individual y los límites de los gobiernos, y también en torno a los principios universales de los derechos humanos. Si la libertad significa algo, significa que no estamos encerrados. Significa, además, que los encierros son inconcebibles.

¿Qué debería estudiar, creer y enseñar este movimiento, que no necesita ser organizado formalmente?

Debido a que los derechos individuales son los primeros que se violan en el encierro, el movimiento debe abrazar y defender el derecho y la libertad individual y el control privado de negocios, hogares y sobre todo, de nosotros mismos. La tradición liberal ha afirmado durante mucho tiempo estos principios, y no es más que espantoso que los cierres se produzcan como si no existieras. De repente todo y todos pertenecían al estado, y sería el estado el que declarara qué es o no esencial, o incluso qué es electivo vs. no electivo para su atención médica.

Debería abrazar la libertad de elegir nuestras asociaciones, ya que eso es lo que fue atacado a continuación: no podíamos reunirnos en grupos, celebrar conferencias, ir al cine, hacer algo que no fuera "socialmente distante" (estoy tan harto de eso frase, de dudosa procedencia, que apenas pude mecanografiar), o incluso ir a otro estado a visitar a amigos y familiares.

Este movimiento necesita celebrar y defender la libertad religiosa, ya que, increíblemente, la mayoría de los lugares de culto fueron cerrados por la fuerza por el gobierno. La idea moderna de libertad surgió a finales de la Edad Media cuando el agotamiento de las guerras religiosas dio lugar gradualmente a la idea de tolerancia. La tolerancia religiosa fue la primera gran libertad que llegó a ser codificada en la ley. Es asombroso que haya sido violada de manera tan flagrante este año.

¿Cuánta riqueza y creatividad se ha perdido en los encierros? Es insondable. Las mayores víctimas han sido las pequeñas y medianas empresas, mientras que las grandes empresas de tecnología han prosperado.

Parte de este ideal liberal es el libre transito entre fronteras, que ha sido atacado tanto por la izquierda como por la derecha.

Mientras estemos hablando de los fundamentos de la libertad, hablemos de máscaras. Se han convertido exactamente en lo que el New England Journal of Medicine los llamó: un talismán. Son símbolos de compromiso social y lealtad política. Una sociedad libre se concentra en la elección individual, así que si las máscaras hacen que una persona se sienta segura, o si les hace sentir que mantienen a otros a salvo de su aliento, está bien. Pero cuando la gente ataca a otros por resistirse a usarlas y aparentemente están molestos por la aparente apariencia de rebelión de las reglas, esto es imposición e intolerancia, tal vez comprensible dados los tiempos, pero aún así anti-liberal.

Las leyes que exigen cubrirse la cara en público nunca se habrían tolerado ni siquiera hace seis meses. Y, sin embargo, aquí estamos, no solo con leyes, sino con un número creciente de reclutas dentro del público para hacerlas cumplir con una descortesía espantosa. No es la primera vez en la historia. Las leyes suntuarias estadounidenses en la época colonial ordenaban que las personas no se vistieran con ropa elegante por motivos de piedad y conformismo social. Parte de la revolución incluyó la libertad de vestirse como uno quiera y la disponibilidad de ropa para todos. El movimiento obligatorio de las máscaras y sus tropas de choque entre el público no es más que un renacimiento del puritanismo.

Los bloqueos aplastaron las perspectivas económicas de millones, y el gobierno intentó compensarlo con un gasto desmedido del dinero y un uso sin precedentes de la imprenta, como si el gobierno pudiera de alguna manera ocultar la destrucción que causó. Por lo tanto, el movimiento antibloqueo necesita un compromiso con la cordura fiscal y el dinero sólido. Ahora sabemos que un gobierno con la capacidad de crear cantidades ilimitadas de papel moneda no puede verse limitado. Esto necesita ser arreglado.

En cuanto a la salud, tema o excusa que desató los encierros en primer lugar, seguramente deberíamos aprender de esta experiencia que la política y la medicina deben separarse con un muro alto. Contamos con profesionales médicos que tradicionalmente se encargan de mitigar la enfermedad, y lo hacen de acuerdo con sus propias asociaciones profesionales y su mejor criterio. La política nunca debe anular la relación médico/paciente, ni presumir de saber qué es mejor para nosotros que nuestros propios médicos o nosotros mismos.

En cuanto a la educación, los gobernadores de todo el país cerraron cruelmente todas las escuelas, aunque la amenaza del virus para los niños es casi nula y no hay ningún caso verificado de que un niño pase C-19 a un adulto. Quizás un pequeño lado positivo es que hemos aprendido más sobre cómo los padres pueden ejercer más control sobre la educación que antes. El movimiento contra el bloqueo debe adoptar una multiplicidad de alternativas educativas, como la educacion en el hogar.

El liberalismo y la modernidad están inextricablemente vinculados en la historia. Un liberalismo del futuro debe estar preparado para comprender, defender y luchar por la libertad en un mundo sin bloqueo. Sin excepciones.

Lo que nos lleva al punto final. Ya sea que este movimiento esté trabajando en los ámbitos de la academia, la cultura, el periodismo o la política, existe una urgencia absoluta de que ejerza una valentía e integridad moral implacables. Ferozmente. Debe ser intransigente en los puntos cruciales. Debe estar dispuesto a hablar incluso cuando no está de moda hacerlo, incluso cuando los medios de comunicación gritan lo contrario, incluso cuando la mafia de Twitter inunda tus notificaciones, incluso cuando te avergüenzas de pensar por ti mismo.

Esta vez, como seguramente habrás notado, incluso las voces de buenas personas con buenas ideas se callaron de miedo. Este miedo debe ser desterrado. El retroceso contra este despotismo llegará pero no es suficiente. Necesitamos carácter, integridad, coraje y verdad, y esto quizás sea más importante que la ideología y el conocimiento. El conocimiento sin la voluntad y el coraje para hablar es inútil, porque para la integridad no hay sustituto.

Al final, el caso para desbloquear la sociedad es un asunto espiritual. ¿Cuánto vale tu vida y cómo quieres vivirla? ¿Qué importancia tienen las libertades ganadas con tanto esfuerzo durante generaciones del pasado y que ejercitas a diario? ¿Qué pasa con las vidas y libertades de los demás? La libertad nunca ha prevalecido sin voces apasionadas y valientes que la defiendan. Tenemos las herramientas ahora, muchas más que antes. Pueden estrangularnos, pero finalmente no pueden apagarnos. La idea de que no hablaríamos por miedo a la mafia de Twitter es absurda.

Este movimiento debe rechazar la maldad y la compulsión de este momento actual en la vida. Necesita contrarrestar el brutalismo de los encierros. Necesita hablar y actuar con comprensión humana y gran respeto por el funcionamiento social en libertad y la esperanza para el futuro que viene con él. Los enemigos de la libertad y los derechos humanos se han revelado a la vista del mundo. Hágase justicia. Está en juego el bienestar de todos nosotros.


Agosto 11, 2020, 00:02:20 am
Respuesta #3212
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

El coronavirus es el nuevo 'terrorismo'

Ron Paul

Citar
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha propuesto el próximo proyecto de ley de gastos de "alivio del coronavirus" de varios billones de dólares que apoyará las políticas de prueba, rastreo, tratamiento, aislamiento y enmascaramiento que han sido parte de un "plan estratégico nacional" que ella ha estado defendiendo. La administración no se opone al plan de Pelosi por principio. En cambio, está regateando sobre el precio.

Pero, incluso si el plan estratégico pudiera implementarse a un costo monetario pequeño o nulo, aún impondría un costo inaceptable en la libertad perdida.

El plan de Pelosi conducirá a un mandato federal de máscaras o financiación federal de la aplicación del mandato de máscaras estatales y locales. Es probable que los monitores de máscaras financiados por el gobierno denuncien a las autoridades a quienes se resistan a usar máscaras. Podemos etiquetar esto como el enfoque "Stasi" de la política de salud, después la infame fuerza de policía secreta de Alemania Oriental.

El rastreo de contactos podría obligar a las personas a descargar una aplicación de rastreo. La aplicación registraría a dónde va una persona y alertaría a las autoridades de que un individuo ha estado cerca de alguien que dio positivo por coronavirus.

El plan estratégico podría eventualmente incluir la sugerencia de Bill Gates y Anthony Fauci de que las personas reciban "certificados digitales" que indiquen que están vacunados o son inmunes al coronavirus. Se requerirá un certificado antes de que una persona pueda ir a trabajar, a la escuela o incluso a la tienda de comestibles. La necesidad de demostrar vacunación o inmunidad al coronavirus para reanudar la vida normal haría que muchas personas recibieran "voluntariamente" una vacuna potencialmente peligrosa contra el coronavirus.

La administración Trump ya ha gastado miles de millones de dólares para apoyar los esfuerzos de las empresas para desarrollar una vacuna contra el coronavirus. Los legisladores han declarado que una vez que se desarrolle una vacuna, se lanzará rápidamente a la producción y al mercado. Los partidarios de acelerar la producción y el uso de una vacuna deben recordar la debacle de la vacuna contra la gripe porcina de 1976. La vacuna contra la gripe porcina se inició rápidamente en respuesta a la presión política para "hacer algo". El resultado fue una vacuna que era más peligrosa que la gripe.

Desafortunadamente, aquellos que plantean preocupaciones legítimas sobre la seguridad de las vacunas son calificados de "teóricos de la conspiración". Esto equivale a afirmar que cualquiera que se atreva a criticar nuestra política exterior intervencionista "odia la libertad" y probablemente sea un "simpatizante del terrorismo".

El pánico del coronavirus ha dado nueva vida al impulso de un identificador de paciente único. El identificador único de paciente fue autorizado en 1996, pero los proyectos de ley de asignaciones desde 1998 contienen una disposición que prohíbe al gobierno federal desarrollar e implementar el identificador. Desafortunadamente, hace dos semanas, la Cámara de Representantes votó para derogar la prohibición. El identificador de paciente único ayudaría a los esfuerzos del gobierno para rastrear y vacunar a todos los estadounidenses, así como para infringir de otras formas la libertad en nombre de la "salud".

Los políticos y burócratas no pueden eliminar un virus más de lo que pueden eliminar el terrorismo. Lo que pueden hacer es utilizar el terrorismo, un virus y otras crisis reales, exageradas o fabricadas para expandir su poder a expensas de nuestra libertad.

Los políticos nunca resistirán la tentación de usar las crisis como excusas para ganar más poder. Por lo tanto, depende de aquellos de nosotros que conocemos la verdad difundir el mensaje de libertad y hacer crecer el movimiento por la libertad. Un movimiento por la libertad fuerte es lo único que puede obligar a los políticos a dejar de robar nuestra libertad mientras prometen una seguridad fantasma frente a los terroristas o los virus.


Agosto 11, 2020, 00:18:05 am
Respuesta #3213
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

La felicidad es para las ovejas

Benjamín Caín

Citar
¿Eres feliz? ¿Te esfuerzas por estar satisfecho con tu suerte en la vida, como lo dicta lo que William Davies llama la "industria de la felicidad"? ¿Estás consumiendo tanto como sea posible para no perderte la última tendencia de las redes sociales? Sinceramente espero que no.

Las criaturas más felices

Pregúntate qué criaturas de la tierra están generalmente más contentas con cómo va su vida. Puedes eliminar a los animales salvajes, ya que evolucionaron para ser paranoicos, mirando constantemente por encima del hombro, ya sea en busca de depredadores o competidores dentro de sus filas. Incluso los animales salvajes más felices, los principales depredadores, están cada vez más estresados ​​por la invasión humana, a medida que expandimos nuestras zonas artificiales y agotamos los recursos del planeta.

Los insectos y los organismos unicelulares pueden ignorarse en ese contexto, ya que carecen del poder cerebral para sentir mucho placer o satisfacción.

También podemos eliminar a nuestra especie de la lista, ya que generalmente somos demasiado hiperactivos y egocéntricos para estar en paz, como dejan en claro las religiones orientales. Estamos tan concentrados en nuestro bienestar exclusivo que nos sentimos fácilmente ofendidos por incluso leves impedimentos a nuestro estado de pseudo-Zen, como cuando se corta la luz e interrumpe nuestro tiempo con Netflix.

El hecho de que nos molesten con tanta facilidad incluso los simples problemas del primer mundo significa que en el fondo rara vez, si es que alguna vez, somos realmente felices. Nos sentimos descontentos por reflejo porque nos preocupan nuestros modelos pragmáticos y distorsionados de cómo funcionan las cosas, de modo que el mundo rara vez está a la altura de nuestras expectativas egocéntricas. Incluso cuando obtenemos exactamente lo que queremos, descubrimos que no deberíamos haberlo querido en primer lugar o estábamos más felices cuando solo anticipamos el logro.

Las únicas criaturas que quedan son los animales domesticados, las ovejas, las vacas, los cerdos y las gallinas. La mayoría de estos animales sufren de manera espantosa debido a las degradaciones que practican las granjas industriales. Sin embargo, cuando estos animales son cuidados, como en el caso de las gallinas camperas o el ganado japonés, están protegidas y tan libres de preocupaciones como es posible en la naturaleza.

Lo que realmente buscamos, entonces, cuando buscamos ser felices, es nuestra domesticación; para decirlo más claramente, lo que buscamos es nuestra esclavitud. Nos convertimos en ganado, entregando nuestra libertad a los supervisores para que nos suministran todos los bienes que podamos desear, entregando nuestro poder a las clases altas que marcan la pauta para el decoro masivo y que nos entrenan para perder el tiempo en actividades triviales hasta que nos demos cuenta de nuestro error, cuando ya es demasiado tarde, cuando llegamos al punto de nuestra matanza por la indiferencia del mundo real.

La felicidad es para las ovejas. Si quieres estar tan plácido como el ganado, lobotomízate y termina con eso. Mira televisión y YouTube todo el tiempo. Deja que las trivialidades de las culturas populares te adormezcan e infantilicen. Evita la filosofía como la peste. Tu ignorancia te hará feliz y serás domesticado como ganado, como un animal cuya mente ha sido menospreciada y esclavizada.

La maldición de la razón

Aristóteles dijo que tenemos la obligación ética de ser felices porque todos tenemos el potencial para prosperar. Cada tipo de criatura florece de manera diferente, dependiendo de sus rasgos. Tenemos una facultad racional para que podamos ser más o menos sabios al determinar el camino intermedio de la virtud o la excelencia que evita los extremos del vicio.

Por desgracia, al reconocer que somos animales inherentemente racionales, la imagen de Aristóteles se debilita a sí misma. La razón nos hace más sabios o al menos más inteligentes que otras especies, pero la razón también nos hace sufrir más que ellas. La razón nos informa que la muerte de nosotros y de nuestros seres queridos es inevitable. La razón nos tienta con escenarios especulativos, como con la posibilidad de una vida después de la muerte si solo nos sometemos a la religión correcta. La razón nos lleva a dudar si alguna religión tiene sentido o si la vida tiene un sentido último. La razón nos saca del estado de la infancia o la inocencia animal, y nos convierte en entrometidos alienados, obsesionados con nosotros mismos y arrogantes que se destruyen unos a otros y al medio ambiente, y nos tortura en cada paso del camino con el conocimiento de lo que estamos haciendo.

La razón es precisamente lo que nos hace infelices.

Al menos, la razón nos impone la obligación de burlarnos del ideal de la felicidad. Una persona sabia está demasiado ocupada comprendiendo el alcance del absurdo, la injusticia y la monstruosa amoralidad del mundo para darse el gusto de sentir contentamiento o alegría. Sentir alegría en el cielo o en alguna otra utopía absurda donde todo es perfecto sería apropiado. Pero en realidad, donde el sufrimiento y la mala cabeza son comunes, la felicidad es obscena. Ser franco en la búsqueda de la felicidad, leer libros de autoayuda que presentan tácticas para sentirse en paz con el mundo es grotesco.

No quieres defraudar al espíritu humano, ¿verdad? No querrás escupir sobre el sufrimiento por el que pasaron nuestros antepasados ​​durante decenas de miles de años para traernos nuestra decadencia; no quieres abandonar tu integridad intelectual para poder vivir como ganado humano, como un consumidor automatizado e infantilizado.

Si lo haces, la única forma de redimir esa traición es que los comediantes e intelectuales ilustrados te usen como un caso de estudio de cómo fracasar en términos existenciales. Serás el alivio cómico de los sabios, que aliviarán la monotonía de su honorable sufrimiento con la comedia a tu cargo. Cuando las élites intelectuales hablen de la mafia, la manada o el hoi polloi tontos y autodestructivos, te incluirán a ti.

Si la perspectiva de degradarte y bestializarte ofende tu sentido de dignidad, ¡felicidades por superar el ídolo de la felicidad! Bienvenido a la perspectiva de sufrir por el reconocimiento de todo lo que es repulsivo en el universo. Bienvenido al entendimiento de que la monstruosidad de la naturaleza es la razón por la que nos retiramos a los refugios artificiales y humanizados que llamamos ciudades y naciones, cosmovisiones y culturas.

Bienvenido a sentir compasión por las pruebas y humillaciones de todas las desventuradas criaturas. Bienvenido al dolor moral que nunca podrá rectificarse porque el curso de la evolución de la vida es trágico. Sabemos que el Sol en su fase de gigante roja algún día envolverá nuestro planeta en llamas, y será como si ninguno de nosotros hubiera vivido jamás. Todos nuestros placeres y dolores son, en última instancia, intrascendentes; el mundo no se preocupa por nosotros de una forma u otra.

La conciencia y la inteligencia son rasgos malditos que nos brindan una visión objetiva desde la nada que desencanta al mundo y nos arroja al vacío del tormento iluminado que refleja toda la monstruosidad que encontramos. Cuando vemos el mundo tal como es, apreciamos que nuestros mitos y manuales de vida y otras garantías populares son meras ilusiones frente a un absurdo colosal para el que no hay una solución adecuada: el universo no estaba destinado a existir, pero surgió de la nada sin motivo; la vida resurgió sin motivo; Los primates inteligentes evolucionaron inútilmente, torturándose a sí mismos sin fines superiores a los que conforman nuestras preciadas fantasías.

La gracia salvadora de la comedia

Estos son los hechos existenciales subyacentes y son horribles. No hay forma de envolver la mente humana a su alrededor. Estoicismo, cinismo, budismo, misticismo, romanticismo, humanismo secular... por muy esclarecedores que sean, ninguno hace justicia a las profundidades de la inhumanidad cósmica. Decir las palabras adecuadas y realizar las acciones más honorables, renunciando, por ejemplo, a las mayores locuras de la cultura de consumo difícilmente puede borrar la ridiculez del universo. Incluso si pudiéramos crear un universo ideal completo, no estaríamos deshaciendo los horrores inherentes a nuestro universo padre.

Así es como sabemos que el marco escatológico de las religiones monoteístas es una farsa. Si Dios interviene, deshace el mundo caído y crea uno superior, estaría ajustando cuentas solo de una manera ilusoria, deslumbrándonos con su presencia para que olvidemos de la deidad que creó un mundo tan imperfecto, que difícilmente se puede confiar en que arregle su error.

Confiar en el reino de Dios sería como confiar en los banqueros defraudadores que hicieron estallar la economía en 2008, otorgándoles miles de millones de dólares en garantías de préstamos para que pudieran inflar otra burbuja, en lugar de enjuiciarlos por sus delitos financieros. Solo los plutócratas que perpetraron los fraudes eran lo suficientemente inteligentes como para reparar el daño, nos dijeron los expertos. Esa es la misma locura masiva que nos obliga a esperar que un amigo invisible nos otorgue la vida eterna. Había que proteger el sistema económico en su conjunto a pesar de la injusticia y el riesgo moral, así como hacemos concesiones especiales a nuestros mitos religiosos.

Estar condenados a atormentarnos a nosotros mismos con una comprensión excesiva no significa necesariamente estar encerrados en una miseria o depresión permanente. La verdadera gracia salvadora no es la benevolencia de ninguna deidad, sino el aspecto cómico del absurdo del mundo. La naturaleza bromista del ser se refleja en las payasadas de los protagonistas de Esperando a Godot.

Hay dos tipos de humor, el que tranquiliza y el que nos inquieta. El primero mantiene la ignorancia y las divisiones tribales, mientras que el segundo subvierte nuestras presunciones y nos expone a la falta de fundamentos sólidos del mundo. El humor ilustrado es una especie de sufrimiento. Pero el punto es que no necesitemos recurrir a una dicotomía entre la tranquilidad del ganado y el desaliento amargo.


Agosto 11, 2020, 17:56:53 pm
Respuesta #3214
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

No somos lo que leemos, sino lo que hacemos con lo que aprendemos

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=T9O69cxGZ-U" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=T9O69cxGZ-U</a>


Agosto 11, 2020, 18:34:05 pm
Respuesta #3215
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2



Agosto 12, 2020, 00:23:02 am
Respuesta #3216
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

La necesidad de una segunda opinión

Jeff Harris

Citar
Los médicos son humanos y están sujetos a errores humanos. Incluso los médicos con credenciales excepcionales de "expertos" siguen siendo humanos y, como todos los humanos, falibles. Es por eso que los pacientes a menudo buscan una segunda o incluso una tercera opinión de otros médicos expertos ANTES de implementar un programa de tratamiento. Eso es especialmente cierto si dicho tratamiento es potencialmente mortal o está sujeto a efectos secundarios graves que pueden ser tan mortales como la enfermedad en sí.

La Clínica Mayo publicó un estudio hace tres años con el titular: "Tres razones por las que vale la pena obtener una segunda opinión".

Decía en parte:

"El estudio ha encontrado que más de 1 de cada 5 pacientes remitidos para una segunda opinión, por muchas afecciones diferentes, pueden haber sido diagnosticados incorrectamente por sus proveedores de salud."

Dr. James Naessens, SC. D. del campus de Mayo Clinic en Rochester, dirigió el estudio que analizó los registros médicos de 286 pacientes cuyo proveedor de atención médica los remitió a Mayo Clinic para obtener una segunda opinión. El Dr. Naessens descubrió que el 21% de las veces el diagnóstico final era completamente diferente del diagnóstico original.

Pero la Clínica Mayo no está sola en su recomendación de segundas opiniones. Esto es lo que la Clínica Cleveland tiene que decir sobre las segundas opiniones:

"Cuando su salud, y tal vez incluso su vida, esté en juego, queremos asegurarnos de que esté tomando la decisión más informada sobre su diagnóstico y plan de tratamiento."

Esto es lo que dice Johns Hopkins sobre las segundas opiniones:

"Un diagnóstico preciso es fundamental para garantizar que se administra el tratamiento correcto y más eficaz."

Obtener una segunda opinión sobre un diagnóstico puede revertir un diagnóstico o alterar el plan de tratamiento.
Por eso, la Clínica Mayo, la Clínica Cleveland y Johns Hopkins, algunas de las instalaciones médicas más respetadas y prestigiosas del mundo, recomiendan unánimemente segundas opiniones médicas.

Negligencia médica

De alguna manera, el mejor consejo médico de las instituciones médicas más respetadas del país que recomendaban una segunda opinión fue completamente ignorado cuando apareció Covid-19. En cambio, un puñado de presuntos "expertos" médicos del gobierno aconsejaron a la clase política que usara poderes ilegales e inconstitucionales para bloquear la nación, con la amenaza de que millones morirían si no obedecíamos sus dictados.

Entonces, ¿por qué la clase política, los elegidos por el pueblo para representar los intereses del pueblo, no insistieron en una segunda opinión? ¿Por qué estaban dispuestos, algunos incluso ansiosos, a ignorar los derechos constitucionales garantizados a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad? ¿Por qué estaban dispuestos a ignorar el mejor consejo médico para buscar una segunda opinión ANTES de destruir el sustento de millones de trabajadores?

No es que no hubiera expertos médicos independientes dando la alarma sobre el fraude de Covid y la ridícula histeria masiva que están provocando los políticos y los medios de comunicación. Literalmente, cientos de expertos médicos altamente acreditados en todo el mundo están registrados en cuanto a lo absurdo de las acciones recomendadas por los "expertos" médicos del gobierno. Uno de esos expertos, el Dr. John Ioannidis de la Universidad de Stanford, reunió a un grupo de expertos médicos de ideas afines en marzo pasado para ofrecer una segunda opinión al presidente Trump. Querían que supiera que su evaluación profesional del Covid-19 era que sí, era un virus de la gripe, pero bloquear la nación era una medida ridículamente innecesaria que podía causar más mal que bien.

El Dr. Ioannidis dijo que era como un elefante atacado por un gato doméstico. Al parecer, el presidente Trump cedió ante sus asesores políticos e ignoró el consejo de segunda opinión del Dr. Ioannidis y sus asociados.

Se debería convocar de inmediato a un panel de expertos médicos independientes sin vínculos con la financiación directa del gobierno o el control farmacéutico para una segunda opinión genuina. Luego, actúe de acuerdo con sus recomendaciones independientemente del alboroto de la clase política y sus facilitadores de los medios.

Es necesaria una segunda opinión sobre Covid-19, ¡y necesitamos que se actúe ahora!


Agosto 12, 2020, 00:23:11 am
Respuesta #3217
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Por qué escribo

James Bovard

Citar
Nací en Iowa, crecí en las montañas de Virginia y asistí a Virginia Tech esporádicamente de 1974 a 1976 antes de dejar la escuela para probar suerte escribiendo. En algún momento a fines de la década de 1970, la libertad individual se convirtió en mi mayor valor político y resolví hacer lo que pudiera para defenderla. Había visto al gobierno federal sabotear la moneda, devastar el sureste de Asia con una guerra injusta y caer en desgracia con el escándalo de Watergate. Las pratfalls de la administración Carter, después de la depravación de las administraciones Johnson y Nixon, estimularon una sensación de inminente colapso político y económico.

Después de mudarme al área de Washington en 1980, me horroricé al ver lo que pasaba por buena escritura dentro del Beltway. Los estándares prevalecientes parecían diseñados para hacer que los suscriptores de revistas y periódicos se arrepintieran de haber aprendido a leer. Muchos artículos parecían un aburrido discurso del politburó de cuatro horas. La prosa sin voz con un zumbido recto de bajo vatio era el ideal tácito. "¡Vamos equipo vamos!" fue el epítome de la excelencia literaria. No había nada que aprender de la gran mayoría de las piezas, excepto qué lado de la disputa favorecía el autor. Alternativamente, algunos escritores se enorgullecían de estar perpetuamente alterados, una plaga que alcanzó niveles epidémicos después de la elección de Donald Trump.

Si esperaba estimulación mental en Washington, vine al lugar equivocado. El "pensamiento político" consiste en hacer acusaciones o excusas, y poco más. Las "corrientes mentales" de DC generalmente permiten que solo la espuma suba a la superficie. Cualquier idea que no sea rentable de inmediato para uno de los partidos políticos o los principales grupos de interés suele hundirse sin dejar rastro.

Como advirtió el ensayista francés Paul Valery: "A cada paso, la política y la libertad mental se excluyen mutuamente".

Me asombró la insignificante evidencia utilizada en las controversias de Washington. Los choques de políticas estuvieron dominados por grupos competidores de ignorantes. Los combatientes parecían incapaces de comprender nada de lo que sucedió antes del receso del Congreso más reciente. Examinar los informes de auditoría federal de años anteriores se consideraba similar a excavar una tumba del antiguo Egipto. Como pocas personas se molestaron en informarse bien, la ciudad fue presa fácil para los estafadores intelectuales.

Según los políticos y sus colaboradores de los medios de comunicación, el gobierno es prácticamente un aerodeslizador que flota, guía y ayuda suavemente a las personas en el camino de la vida. El estado que había conocido en los caminos de mi vida era a menudo opresivo, incompetente y venal. No vi ningún beneficio en las ilusiones sobre la benevolencia de la burocracia. En cambio, me di cuenta de que el idealismo sobre la libertad exige un realismo brutal sobre el poder político.

"Un fanático es un hombre que hace lo que cree que el Señor haría si supiera los hechos del caso", según el humorista del siglo XIX Finley Peter Dunne. De manera similar, asumí que si la gente supiera los hechos del asunto sobre el gobierno, se levantarían y exigirían el fin de las injusticias que sufren a diario. ¿Supuse que la verdad política liberaría a los estadounidenses? Quizás no fui tan ingenuo, pero todavía pensaba que los hechos condenatorios despertarían a suficientes estadounidenses como para evitar que el gobierno destruyera la libertad de todos.

Los programas flojos sobrevivieron en parte porque la prosa de los críticos era a menudo más impenetrable que un aviso del Registro Federal. Saboreé el desafío de traducir la idiotez federal de una jerga enredada a un inglés sencillo. Mi objetivo era escribir "no para que el lector entienda, sino para que comprenda", como aconsejó el antiguo retórico romano Quintiliano. Si pudiera explicar con lucidez las travesuras del gobierno, tal vez la gente finalmente reconociera cómo el crimen organizado político y burocrático estaba llevando a la nación por mal camino.

Algunos editores apreciaron cómo recogí datos concretos para respaldar las opiniones de la línea dura. Pasando tiempo en las bibliotecas de agencias federales y revisando sus archivos, vi cómo el poder del gobierno se acumulaba mentira tras mentira. Mientras los engaños específicos se desvanecían en el agujero de la memoria, las prerrogativas de los políticos crecían continuamente. Vi que, una y otra vez, los primeros oponentes previeron y pronosticaron cómo los nuevos programas colapsarían y arderían, pero sus alarmas fueron ignoradas. El sistema aparentemente conspiró para enterrar todas las pruebas de sus debacles.

En la antigua Grecia, el famoso filósofo cínico Diógenes se burló de un rival que había "practicado la filosofía durante tanto tiempo y nunca había molestado a nadie". Yo tenía la misma opinión sobre la escritura, aunque hay que admitir que he estado predispuesto a armar un alboroto desde que estaba a la altura de las rodillas de un saltamontes. Pero en Washington, mucho de lo que pasa por periodismo es simplemente un chelín para Leviatán. Era imposible exagerar el servilismo de los reporteros orgullosos de servir como "taquígrafos con amnesia".

Por el contrario, yo era uno de esos filisteos que no daba crédito a la declaración de misión de una agencia. Después de que escribí un artículo en 1983 criticando un nuevo programa para prodigar subsidios a las empresas  supuestamente para capacitar a los trabajadores, un subsecretario de trabajo denunció mi "concepto cruelmente cínico del sistema de libre empresa estadounidense" y lamentó que "Bovard estaba decidido a menospreciar todos los esfuerzos del gobierno sin darle una oportunidad a las reformas del presidente Reagan". En realidad, me alegré de "menospreciar todos los esfuerzos del gobierno" condenados a repetir los fracasos del pasado.

Aprendí a oler una "rata política" y disfruté de acosar y golpear a las agencias federales descarriadas y molestar a los sinvergüenzas de todos los partidos políticos y credos. Si pudieras hacer del gobierno un hazmerreír, entonces la batalla está ganada a medias. Como bromeó HL Mencken, "Una risa de caballo vale diez mil silogismos". Desde un programa de empleo federal que construyó una roca artificial para que practicaran los escaladores, hasta "artistas" pagados por el gobierno federal que se tocaban los cuerpos desnudos de los demás para reconocer las "características masculinas y femeninas",  hasta reclutas de AmeriCorps que liberan masas de globos de colores para combatir el abuso infantil.

Mis esfuerzos para exponer los peores abusos federales a menudo han entrado en conflicto con los guardianes de la reputación de un gobierno grande. En 1985, lancé un artículo a la sección Outlook del Washington post sobre  comisiones de la agricultura federal hasta a la mitad de las cosechas de los agricultores para aumentar los precios durante el resto de la cosecha. Mi artículo fue rechazado porque, como me dijo un editor, las políticas federales no podían ser tan malas. Casi 30 años después, la Corte Suprema finalmente escuchó un caso desafiando la apropiación de las cosechas de los agricultores por parte del Comité Administrativo de Pasas del USDA. Los jueces de la Corte Suprema se sorprendieron al enterarse del tiránico reglamento régimen. El juez Stephen Breyer declaró: "No puedo creer que el Congreso quisiera que  los contribuyentes pagaran por un programa que va a significar que tienen que pagar precios más altos como consumidores". El juez Elena Kagan sugirió que el estatuto que autoriza la incautación de cultivos podría ser "la ley más anticuada". La Corte Suprema no se dio cuenta de este atropello federal en particular, en parte porque periódicos como el Washington Post rara vez destacaban las peores transgresiones burocráticas.

Después de una docena de años de despilfarros, me alejé de las historias sobre gastos innecesarios y regulaciones idiotas. En cambio, comencé a apuntar al aura de legitimidad que santificaba casi todo lo que estaban haciendo los federales. Como escribió Albert Jay Nock en 1942: "Qué poco importante es destruir un gobierno, en comparación con destruir el prestigio del gobierno". El poder arbitrario se multiplicaba, convirtiendo la burocracia en un peligro cada vez mayor para la tranquilidad doméstica. Los ciudadanos enfrentaron peligros legales sin fin, incluidas más de cuatro mil leyes penales federales y cientos de miles de infracciones reglamentarias. Intenté incitar a la gente a preguntar: ¿Qué les da a algunas personas el derecho de subyugar y castigar a otras personas, especialmente por un comportamiento pacífico que no daña a nadie?

Los habitantes de Washington siempre pueden encontrar excusas para absolver al gobierno. En 1993, el cuerpo de prensa de Washington respondió al ardiente final del asalto del FBI a los Davidianos de la Rama en Waco otorgando la santidad instantánea a la Fiscal General Janet Reno. La respuesta del Congreso fue captada por el representante del presidente del Comité Judicial de la Cámara Jack Brooks, quien dijo que los ochenta hombres, mujeres y niños que fueron asesinados eran "personas despreciables. Quemarse hasta morir era demasiado bueno  para ellos". En un libro de 1994 y artículos posteriores, ataqué el reflejo instintivo de DC de "no hay nada que ver aquí, sigue adelante" y expuse mentiras y contradicciones en la historia de Waco de los federales. Seis años después del asalto final, el FBI se vio obligado a admitir (tras interminables negaciones) que disparó granadas pirotécnicas contra la casa de los Davidianos antes del fatal incendio.

Reconocí que las atrocidades que no fueron cuestionadas sentaron precedentes que podrían perseguir a los estadounidenses a perpetuidad. Después de escribir un artículo del Wall Street Journal en el que detallaba cómo  un francotirador del FBI había matado a tiros a Vicki Weaver, una madre que sostenía a un bebé en la puerta de una cabaña en las montañas del norte de Idaho, el jefe del FBI Louis Freeh me denunció por "conclusiones engañosas o evidentemente falsas". Y "acusaciones incendiarias e infundadas". Cinco meses después, conseguí una copia de  la investigación confidencial del Departamento de Justicia sobre Ruby Ridge, que borró el encubrimiento de Freeh. Mis artículos se sumaron a la presión que resultó en que el Departamento de Justicia pagara un acuerdo multimillonario por los homicidios injustos de Vicki Weaver y su hijo. Pero el largo historial de ultrajes del FBI no disuadió a los conservadores de exaltar a la agencia después del 11 de septiembre ni disuadió a los liberales de conferir la santidad a la oficina por sus esfuerzos por socavar a Trump.

Mi desdén por las devociones dominantes provocó muchas denuncias. Después de que dediqué un libro de 1995  a "Las víctimas del estado", Entertainment Weekly se burló de que yo era "paranoico". ¿Entonces debería haber escrito "beneficiarios afortunados" en su lugar? En 1999, una reseña de un libro de Los Angeles Times me criticó por ser un "ejemplo puro de la actitud desdeñosa hacia el sistema político estadounidense" e insinuó que ideas como la mía eran las culpables del "bombardeo del edificio federal de la ciudad de Oklahoma". Del mismo modo, después de burlarme del Servicio de Aduanas por pagar bonificaciones de "paga nocturna" a los agentes que estaban de vacaciones, la Federación Estadounidense de Empleados del Gobierno me denunció por "vilipendiar sin sentido a los trabajadores del gobierno" y plantar "semillas en la mente de personas enfermas como Timothy McVeigh, lo que resultó en tragedias como el atentado de Oklahoma City". Demonios, nunca he estado en Oklahoma.

En algún momento, el gobierno se volvió tan grande y poderoso que sus abusos fueron efectivamente irrelevantes. A fines de la década de 1990, ser periodista de investigación era similar a hacer trampas en una galería de tiro de carnaval amañada. Cada vez que marcó una diana, aparecieron rápidamente tres objetivos más. Escribí muchos artículos que desacreditan tanto el "Nuevo Liberalismo" de la administración Clinton como la  promesa de la Revolución Republicana de Gingrich de frenar a las agencias desenfrenadas. A pesar de la creciente desconfianza en Washington, la gran mayoría de los programas federales que se tambaleaban parecían impermeables a las críticas.

Justo cuando me estaba concentrando en la tontería del "conservadurismo compasivo" de George W. Bush, los ataques del 11 de septiembre desataron el caos. Después del mayor fallo de inteligencia desde Pearl Harbor, la cobarde cobertura de los medios ayudó a consagrar el poder federal en todos los ámbitos y el porcentaje de estadounidenses que confiaban en el gobierno se duplicó rápidamente. Bush me perdió tres días después de los ataques terroristas cuando se comprometió a "librar al mundo del mal". Yo estaba a favor de rastrear y acabar con los terroristas que planearon los ataques del 11 de septiembre. Pero cuando Bush proclamó: "Mientras  alguien aterrorice a los gobiernos establecidos, debe haber una guerra", reconocí que la Guerra contra el Terrorismo se convertiría en una licencia para la tiranía.

Cuanto más opresivo actuaba el gobierno, más servil se volvía la prensa. El Fiscal General John Ashcroft proclamó a finales de 2001: "Aquellos que asustan a las personas amantes de la paz con  fantasmas de la libertad perdida ... solo ayudan a los terroristas porque erosionan nuestra unidad nacional y ... dan munición a los enemigos de Estados Unidos".

Los críticos tenían razón en que el gobierno estaba devastando la libertad, pero seguíamos siendo unos malditos traidores. Uno de los expertos más destacados de la nación, Michael Kinsley, admitió en 2002 que había estado escuchando a su "Ashcroft interior": "Como escritor y editor, me he estado censurando un poco a mí mismo y a otros desde el 11 de septiembre". Kinsley admitió que a veces fue "simple cobardía" lo que provocó la censura.

No me censuré y rápidamente descubrí que cuanto más fuerte golpeaba, menos noticias tenía. Incluso después de que se filtraran las espantosas fotos de Abu Ghraib y un memorando sobre el "derecho a la tortura presidencial", la mayoría de las publicaciones eludieron el tema o simplemente imprimieron negaciones oficiales cada vez más descabelladas de los interrogatorios bárbaros. Mis presentaciones criticando el régimen de tortura de Bush   fueron tan populares entre los editores como si hubiera estado defendiendo el canibalismo. Una reseña de un libro de 2006 en el Washington Times, donde había sido colaborador durante más de veinte años, se burló de mí como un "lanzador de bombas" que  era culpable de "asesinato de carácter " del presidente Bush. Entonces, ¿fue mi culpa que George nunca encontrara esas armas de destrucción masiva que supuestamente justificaban volar a Irak en pedazos?

Durante la era de Obama, los editores se volvieron menos nerviosos a la hora de criticar algunos programas federales, pero el propio presidente, por lo general, recibía un trato especial (excepto las publicaciones que gritaban que Obama era un musulmán secreto nacido en Kenia). Obama, como Bush, recibió ilimitados "beneficios de la duda" cada vez que bombardeó naciones extranjeras. Entre otros objetivos, ataqué el espionaje del IRS, el  engaño del Departamento de Justicia y la nueva  prerrogativa presidencial  de asesinar a estadounidenses  sospechosos de planear travesuras.

En la era Trump, los periodistas tienen un cheque en blanco por atacar al presidente, pero la mayoría de los abusos del gobierno continúan siendo ignorados o minimizados. He disfrutado golpeando al FBI, TSA, CIA y otras agencias cuyas picardías aparecieron en la pantalla del radar. Si bien los tweets de Trump detonan regularmente su credibilidad, gran parte de los medios de comunicación han destrozado los restos de su propia credibilidad con una persecución inútil tras otra, incluida la debacle de RussiaGate que se adelantó al análisis político inteligente durante años.

A lo largo de los años, los jefes federales me han brindado mis elogios favoritos, incluidas las denuncias de mi trabajo por parte del secretario de trabajo, el secretario de agricultura, el secretario de vivienda y desarrollo urbano, el director general de correos y los jefes de la Administración de Seguridad en el Transporte, Comisión de Comercio, Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo, Administración de Control de Drogas y Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Por otro lado, a un comisionado marítimo federal le gustó un artículo de 1991 que escribí. Funcionarios federales de alto rango también han presionado directamente a los periódicos para que dejen de publicar mi trabajo, a veces con más eficacia de lo que nunca imaginé.

Felizmente, sigo encontrando algunos editores impertérritos por la rabia que a veces evocan mis artículos. Sigo despreciando a los políticos, porque la mayoría de la gente puede prosperar siempre que sus gobernantes no los saqueen. Una de mis primeras estrellas fugaces fue la máxima de Edmund Burke: "La gente nunca renuncia a sus libertades sino bajo algún engaño".

Pero, ¿qué pasa si los medios fomentan delirios que adormecen a las personas para que se sometan cada vez más? ¿Y si sobrestimé mucho cuántas personas harían algún esfuerzo para defender sus propios derechos? De cualquier manera, es vital mantener una línea de escaramuza intelectual contra los peores excesos y las ofensas más audaces del Leviatán.

Hace veinticinco años, pegué en la pared de mi oficina un artículo del New York Times titulado: "Para los chechenos en las montañas, luchar es ganar". No siento simpatía por los terroristas chechenos, pero respeto la tenacidad de los chechenos al defender su patria primero contra el zar, luego contra la Unión Soviética y ahora contra la Federación de Rusia. Ese titular de 1995, que permanece en mi muro, es un recordatorio de que mientras sigamos luchando por la libertad, estaremos ganando. Los políticos nunca podrán proscribir el espíritu de libertad.


Agosto 12, 2020, 00:24:22 am
Respuesta #3218
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

"Eso que llamas razón se escapo por las vísceras cuando comiste mentiras que no cuestionaste, sólo aceptaste y de la obediencia nació tu estupidez."

"Nuestro lenguaje es un mito, más que un medio de aprendizaje. El conocimiento que adquirimos a través del lenguaje, es un conocimiento a medias. Todo en sí es un mito que proviene del ser animal, en su aguda ilusión de ser."

"Pereza y cobardía, las características del hombre rebaño. La combinación letal...otros la llaman comodidad o confort...así suena más aceptable."

"La ociosidad, inconstancia e indisciplina me flagelan, me hieren a diario, están adheridas como sanguijuelas, sanguijuelas que succionan toda mi sangre, y con una convicción profunda de dejarme en las ruinas. Estas carencias más aún están en compañerismo con la rigidez de la rutina y su engaño mimetizado en una esclavización que pelea con la libertad."


Agosto 12, 2020, 00:27:12 am
Respuesta #3219
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

CAMINA EL TIRANO

Citar
Del sueño al miedo, incontrolable pánico que sacude desde adentro.

Distopía devorando la utopía, ojos que ven sin conectar al pensamiento, oídos que escuchan y mandan las palabras al desierto.

De la belleza nocturna se opacan las estrellas, la histeria al amanecer nos hace morir con ellas.

Freno del pensamiento, donde la cordura se vuelve normal locura, despojo del alma, cuerpo autómata.

Cubre tu rostro, esconde tu dignidad humana, obedece, acepta sin pensar, que sea el miedo quien marque tu destino, llenándote de estupidez para que no encuentres el camino.

Llora la dignidad escondida entre las visceral realidad humana, no existimos en la racionalidad, nos volvimos autómatas, después de perder lo poco que quedaba de nuestra humanidad.

Con cenizas escapando entre los dedos camina el tirano marcado sus botas sobre nuestros cuerpos.

Con cenizas escapando entre los dedos, camina el tirano que te sembró la enfermedad en la cabeza, seco tu cerebro y te mato de miedo.


Agosto 12, 2020, 00:31:22 am
Respuesta #3220
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

UTOPÍA - DISTOPÍA

Citar
Llevamos a cuestas la normalidad distópica, escupiendo la belleza utópica de un mundo que volvimos imposible por pereza mental. No hay horizonte utópico, hay un mundo distópico lleno de miseria humana carente de cordura, donde impera la violencia, la muerte y la locura.

La palabra "utopía" fue creada por Tomás Moro para describir un sitio donde todo ocurría en paz y armonía, una sociedad perfecta completamente libre de los problemas que hoy tenemos sin importar de qué país se trate. Su origen se encuentra en dos palabras griegas, "ou" (que significa "no") y "topos" (lugar), es decir, etimológicamente se traduce como: "Lugar que no existe". La utopía entonces se suele usar como sinónimo de algo inexistente o imaginario, cuando el sentido de fondo es que ese debía ser el lugar a construir, el sitio ideal lejos de guerras, crisis y abusos. Por lo tanto el concepto no fue creado para describir aquel lugar "imposible", sino para hacerlo posible.

Por otro lado la palabra opuesta a utopía denominada "distopía" describe a una sociedad completamente indeseada y caótica. Se compone de las palabras griegas δυσ (dys), que significa "malo", y τόπος (tópos), "lugar", que se traduce finalmente como: "Lugar malo".

Ahora que conocemos el significado de estos conceptos, demos un vistazo a nuestra sociedad, que pudiendo ser una utopía, hemos elegido lo contrario simplemente por considerar que vivir en paz y armonía es algo "imposible", quedando así en evidencia el control mental en el que se encuentra la sociedad que toma la locura imperante como algo "normal". Por ejemplo, hacer la guerra requiere de toneladas de dinero, ingeniería, logística, industria, militares, armas, tanques, aviones, bombas, balas, etc., es decir, una gigantesca maquinaria para llevar a cabo un negocio cuyo objetivo central es que los humanos se maten entre ellos para beneficio de los personajes que artificialmente crearon y organizaron el conflicto. Por el otro lado la "paz" es completamente gratis y no requiere absolutamente nada más que la voluntad de vivir en armonía y orden.

Con nuestros gobiernos ocurre algo similar, por todos lados estos mandan por sobre los pueblos, cuando debiera ser "al revés", ya que el sentido de soberanía y de gobierno radica solamente en la ciudadanía y no en el grupo político que ha resultado vencedor en las elecciones. Estamos tan acostumbrados a que el gobierno controle y mande a la ciudadanía, que ya se nos olvido que es al revés.

Mientras sigamos creyendo que la distopía en la que vivimos es lo "normal", seguiremos creyendo que la "utopía" es algo imposible, cuando en el fondo esta última es muchísimo más simple y beneficiosa para la humanidad que la operación del caos que hoy nos gobierna.


Agosto 12, 2020, 16:56:28 pm
Respuesta #3221
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Anti-bloqueo: tome una posición o sea cómplice de la tiranía

Stacey Rudin

Citar
"Eres un asesino de abuelas". "No eres un científico". "Matarías gente para reactivar la economía". "Debes confiar en los expertos". "Sabía que recurrirías a las teorías de la conspiración". Todas estas frases tienen un propósito: silenciarte, controlar la narrativa en competencia. El hecho de que quieran avergonzarte e intimidarte para que cumplas es evidencia de que tus pensamientos son peligrosos, razón de más para gritarlos desde los tejados. Es muy deseable y crucial cuestionar los motivos, criticar a los expertos y pensar por uno mismo. Cuando eso no sucede, la fuerza de la multitud prevalece y ocurre el desastre.

Todos fuimos bombardeándonos con una campaña de césped artificial diseñada para convencernos de que el apoyo al bloqueo era universal. Después de todo, ¿quién no estaría dispuesto a simplemente retirarse de la "cadena" de infección, y así "salvar vidas"? La mayoría de la gente aceptó la historia. Pusieron la etiqueta "Quédate en casa, salva vidas" en sus perfiles de redes sociales. Se unieron al equipo, recolectando dinero para los "héroes de primera línea" y excluyeron sumariamente a los forasteros. Nada de esto es sorprendente: tenemos acceso a medios interminables, pero muy pocos de nosotros tenemos conocimientos sobre el manejo de pandemias. Esta es una combinación combustible.

La propaganda de los medios ocultó la verdad al convencernos de que la verdad era exactamente lo contrario. De hecho, una enfermedad tan extendida no se puede detener con intervenciones no farmacéuticas como el distanciamiento social. Requiere inmunidad colectiva, cuanto más rápido mejor, desarrollada por los jóvenes y sanos mientras protege a los de alto riesgo. El incumplimiento de este protocolo resulta en millones de muertes innecesarias. Nos engañaron y ahora están ansiosos por cubrir sus huellas. Arman a los soldados de propaganda con una serie de armas para silenciarnos, las más generalizadas de las cuales se analizan a continuación.

¡Eres un teórico de la conspiración!

No hay nada loco en sospechar de una conspiración. Las conspiraciones ocurren todo el tiempo. Enron, Watergate, esquemas Ponzi, Irán Contra, el asesinato de Julio César, atracos de arte, la crucifixión de Jesucristo, todas estas son conspiraciones. Cuando las circunstancias no cuadran, puede y debe considerar la posibilidad de una conspiración.

En este momento, la sociedad está tratando como peste negra un tipo común de virus con las siguientes características: (1)  una tasa de supervivencia de 997/1000, (2)  una edad promedio de muerte por encima de la esperanza de vida, con importantes comorbilidades , (3 ) no causó un exceso de mortalidad significativo en países y estados que no se "encierran" (el encierro es un evento de mortalidad en sí mismo), (4)  mata a menos niños que los rayos, (5) no presenta ningún síntoma en mas del 60% de casos, y (6) de los cuales el 80% de las personas ya tienen inmunidad de células T preexistente.

Nuestra reacción a esta enfermedad eminentemente manejable no tiene sentido, pero lejos de hacer girar el barco, seguimos ardientemente en curso. Algo está impulsando esto, y todos deberíamos intentar averiguar qué es ese algo.

¡No eres un científico!

Esta pequeña declaración triste es a menudo el último recurso de un oponente de debate acorralado. No es necesario ser científico para interpretar datos, comprender cómo funcionan las enfermedades e investigar cómo se supone que deben manejarse las pandemias. Los seres humanos hacemos esta pequeña cosa llamada "aprendizaje" todo el tiempo, todos los días. Cualquiera que tenga la capacidad de leer, una mente curiosa y la dedicación para comprender, puede descifrar el rompecabezas de COVID19.

¡Deberías confiar en los expertos!

A menudo llamado "el argumento de la autoridad", significa que "¡debe confiar ciegamente en nuestros expertos, sin la capacidad de probar de manera sustancial sus recomendaciones!" Esta es una falacia de retórica y lógica. Tómelo de un litigante: podría encontrar un experto igualmente calificado para contradecir todo lo que dice su experto.

En el ámbito de COVID19, por ejemplo, tenemos a Anthony Fauci de los Estados Unidos y Anders Tegnell de Suecia. Cada uno de ellos tiene credenciales, clubes de fans apasionados y enfoques completamente divergentes de COVID19. A Fauci le encanta el encierro; Tegnell dice que es insostenible y difícil de salir una vez implementado. Estas metodologías en competencia solo pueden juzgarse de manera justa por sus resultados, y ahora esos resultados están disponibles.

Suecia tiene mucho menos exceso de mortalidad por todas las causas en 2020 que las áreas fuertemente bloqueadas como Nueva Jersey y Michigan. Tegnell ganó. ¿Ves a dónde te habrían llevado los "expertos confiables" como Fauci sin dudarlo?

"Examina las cosas tal como aparecen en tu propia mente; considere objetivamente lo que dicen los demás y luego establezca sus propias convicciones. No confíes en nada ni en nadie más que en ti mismo". Epicteto

No cambiarás de opinión. ¡No eres objetivo!

¡Qué truco más inteligente para evitar que un oponente tenga razón! Intentan convencerlo de su opinión diciéndole que debe admitir que se equivocó; si no lo hace, demuestra que está equivocado. ¡Una trampa!

Si está seguro de que tenía razón desde el principio, defienda su posición. No tienes nada que temer. Respalde firmemente su decisión. ¡Odian eso!

¡Eres un partidario de Trump!

¿Qué diablos tiene que ver Donald Trump con si tenemos la capacidad de contener COVID19? Cualquier mención de inclinaciones políticas le permite saber que la persona que habla ve a COVID19 como una guerra de puntuación política. Ahora sabes lo que motiva sus acciones amantes del encierro: "¡ganar!"

¡No te importa la vida humana!

Los autores intelectuales del encierro crearon un pánico moral al hacer creer a todos que los encierros pueden detener las muertes. Cualquiera que se opusiera a su acción deseada, el encierro, fue etiquetado como un asesino, lo que les permitió un control social total sin ninguna acción policial. ¡Conveniente! Una operación psicológica para todas las edades. Aquí está la verdad:

Las personas que creen en la inmunidad colectiva creen en la ciencia. La inmunidad colectiva desarrollada por los jóvenes y sanos es lo que salva el mayor número de vidas a los más vulnerables. TRADUCCIÓN: LOS BLOQUEOS MATAN.

El distanciamiento social que no se puede sostener permanentemente es una historia diferente. Algunas personas eventualmente se infectarán, y por cada persona joven de bajo riesgo que evite la infección, en última instancia habrá aproximadamente una persona mayor de alto riesgo adicional infectada, lo que aumentará el recuento de muertes.

Cuanto más rápido se desarrolle la inmunidad colectiva, más rápido podrán los ancianos más vulnerables volver a sus vidas sin miedo. Esto es urgente, porque en muchos casos no les queda mucho tiempo.

Entonces no. No queremos matar a la abuela. Tú eres el que está matando a la abuela.

'¡Esta enfermedad causa efectos a largo plazo en la salud!'/'¡Hay tantas cosas que no sabemos!'

La fuerza de un huracán es irrelevante para que podamos detenerlo o no. ¿Deberíamos quemar nuestra ciudad hasta los cimientos para "evitar daños por tormentas"? Porque eso es lo que hacen los encierros. Con miedo y desesperación, estamos matando a miles de personas cuyas vidas podrían haberse salvado. Exactamente el mismo porcentaje de la población tendrá COVID, encierro o no encierro, y actualmente estamos imponiendo la mayor parte de esa carga a la clase trabajadora y los pobres, mientras que los jóvenes profesionales ricos toman llamadas de Zoom. Esto es inconcebible y repugnante. Necesita detenerse.

"Hay tantas cosas que no sabemos". Cierto, y esto nunca cambiará. Nunca sabremos con certeza qué nos depara el COVID19 o cualquier otro virus. Incluso si supiéramos cada detalle, no podríamos detener la naturaleza.

Así que lucha. Di la verdad. No te quedes callado. Epicteto de nuevo:

"Una vez que haya deliberado y determinado que un curso de acción es sabio, nunca desacredite su juicio. Respalde firmemente su decisión. Lo más probable es que haya personas que malinterpreten sus intenciones e incluso puedan condenarlo. Pero si, de acuerdo con su mejor juicio, está actuando correctamente, no tiene nada que temer. Toma una posición".


Agosto 12, 2020, 16:59:58 pm
Respuesta #3222
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

ATILIS GYM BELLMAWR VS GOBIERNO TIRANICO: ¿QUIÉN GANARÁ?

Matt Weik

Citar
En caso de que haya estado fuera del circuito, los gimnasios de todo el país se han ido abriendo lentamente de forma segura y sin incidentes. Sin embargo, por alguna razón, NY y NJ continúan considerando que los gimnasios no son seguros y no les permiten reabrir por completo, independientemente de si siguen las pautas de los CDC o no. Dicho esto, los propietarios de Atilis Gym Bellmawr parecen tener una mentalidad de "nosotros contra el mundo" cuando se trata de mantener abierto su gimnasio.

Si le das una galleta a un gobernador… va a querer TODO el poder

Bien, esta es una pequeña obra divertida del libro para niños, "Si le das una galleta a un ratón", pero sigamos con ella. Cuando alguien quiere el máximo control y poder, ¿qué suele hacer? Limita la capacidad de los demás para hacer cosas, ¿correcto? Bueno, eso es exactamente lo que parece estar sucediendo con el gobernador Murphy en Nueva Jersey.

Aquí está la parte interesante... mientras que los gimnasios de Nueva Jersey están cerrados, ¿por qué es posible ir a arreglarse las uñas, recibir un masaje, ir al club de striptease, ir a buscar cigarrillos y alcohol cuando lo único que se ha demostrado que ayuda a aumentar la inmunidad (el ejercicio) no está permitido? ¿Me estoy perdiendo algo? Porque parece que el gobernador Murphy quiere asegurarse de que la gente engorde, se enferme y no sea saludable durante esta cuarentena, lo que significaría que la gente se inclinaría y dependería más de la ayuda del estado.

Miré IHRSA.org y encontré que Nueva Jersey tiene 1.232 gimnasios en el estado y que en conjunto tienen 1.771.005 miembros. Son casi dos millones de personas a las que no se les permite usar su membresía en el gimnasio y hacer ejercicio a menos que lo hagan en casa, al aire libre o como parte de un entrenamiento individual.

A partir de esos números en el sitio web de IHRSA, crean 50.512 puestos de trabajo en gimnasios, $ 336.3 millones en nómina, generan $ 800.8 millones en ingresos y $ 36.6 millones en impuestos sobre la nómina. Esos no son números pequeños. Pensarías que el estado con mucho gusto abriría las manos y cobraría esos impuestos, ¿no? Pero por alguna razón, a los gimnasios como Atilis Gym Bellmawr se les dice que si no OBEDECEN las ÓRDENES del Gobernador, pagarán las consecuencias.

Multas, cárcel y puertas tapiadas no detendrán Atilis Gym Bellmawr

Desde que COVID llegó aquí en los estados, los gimnasios han estado cerrados por completo durante la mayor parte de los cinco meses. El gobernador Murphy pidió dos semanas hasta que las cosas pudieran volver a la normalidad; en ese momento, Atilis Gym Bellmawr y otros gimnasios le dieron más de dos meses antes de que Frank e Ian dijeran que ya es suficiente y volvieron a abrir. Primero, comenzaron en el interior, luego movieron las cosas al aire libre y luego volvieron al interior.

Volver a abrir resultó en muchas multas, cambiar sus cerraduras ilegalmente, arrestarlos, tapar sus puertas e incluso la posibilidad de que se revoque su licencia comercial. El gobernador Murphy va a hacer casi cualquier cosa para detener a estos tipos. ¿Funcionará? ¿Quién sabe? Ian y Frank continúan luchando contra este gobierno tiránico todos los días.

A decir verdad, probablemente podría escribir un libro debido a todo lo que ha sucedido entre Atilis Gym Bellmawr y el gobernador Murphy.

La mala noticia es que TODOS sufrirán y muchos ya lo han hecho

¿Cuándo será suficiente? No hay datos que muestren que la reapertura de los gimnasios, incluso al 50% de su capacidad, provocará un resurgimiento de COVID. De hecho, un estudio en el extranjero muestra que después de que se abrieron los gimnasios y se siguió a más de 1.000 miembros, ninguno de ellos dio positivo por tener COVID. ¿Entonces que estamos esperando?

La gente está cada vez más fuera de forma y enferma con cada día que pasa que los gimnasios permanecen cerrados. Los negocios están cerrando definitivamente porque no tienen los medios para pagar sus gastos mensuales mientras están cerrados. Y honestamente, ¿qué tipo de broma es esta? ¿Cómo espera el gobernador Murphy que los propietarios de negocios que no generan ingresos paguen el alquiler, la hipoteca, los servicios públicos, los impuestos, etc., cuando no tienen ingresos? ¿Dónde está su "rescate"? Si el gobernador exige el cierre de estos negocios, entonces el gobierno debe pagar la factura por retrasar el proceso y no tener un plan. No es culpa del propietario del negocio que el estado sea incompetente y no pueda resolver esto.

Pero aquí es donde creo que va esto, y este podría ser el clavo en el ataúd (literalmente) para muchas personas y empresas. En este punto, el gobernador Murphy se está defendiendo al igual que los chicos de Atilis Gym Bellmawr. No va a ceder y, de hecho, lo va a retrasar todo. Después de haber peleado hasta ahora, no va a dar luz verde para que Atilis Gym Bellmawr o cualquier otro gimnasio en Nueva Jersey tenga la capacidad de abrirse. Creo (y es mi opinión) que su agenda personal es sacar a Atilis Gym Bellmawr del negocio antes de que diga que los gimnasios pueden abrir de forma segura.

Lo que está sucediendo entre Atilis Gym Bellmawr y el gobernador Murphy no me sienta bien. El gobernador Murphy está en un viaje de poder y alguien necesita traerlo de vuelta a la tierra y derribarlo de su caballo. El pueblo lo nombró y el pueblo puede destituirlo. Es hora de que Nueva Jersey dé un paso al frente y se deshaga de su gobernador, que no se preocupa por la gente de su estado.


Agosto 12, 2020, 17:02:12 pm
Respuesta #3223
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2



Agosto 12, 2020, 17:03:25 pm
Respuesta #3224
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15963
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

«Agradar cuando se recaudan impuestos y ser sabio cuando se ama son virtudes que no han sido concedidas a los hombres».

«A medida que las artes progresan hacia su perfección, la ciencia de la crítica progresa con la misma rapidez».

«Bien sabido es que la ambición tanto puede volar como arrastrarse».

«Creen muchos que la moderación es una especie de traición».

«El miedo atento y previsor es madre de la seguridad».

«El pueblo nunca renuncia a sus libertades, sino bajo el engaño de una ilusión».

«En una democracia, la mayoría de los ciudadanos es capaz de ejercer la más cruel represión contra la minoría».

«Feliz aquel que fue joven en su juventud, feliz aquel que supo madurar a tiempo».

«Hay un límite en el que la tolerancia deja de ser una virtud».

«Para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada».

«La ciencia se corrompe con facilidad si dejamos que se estanque».

«La ley es la seguridad del pueblo, la seguridad de cada uno de los gobernados y la seguridad de cada uno de los gobernantes».

«La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada».

«La libertad sin virtud ni sabiduría es el mayor de todos los males».

«Las leyes, como las casas, se apoyan unas en otras».

«La superstición es la religión de los espíritus débiles».

«La tiranía de una multitud es una tiranía multiplicada».

«Los abusos son como los viejos caducos: llega un tiempo en que dejan de infundir respeto».

«Los hombres que se arruinan lo hacen siempre por el lado de sus inclinaciones naturales».

«Los que nunca se preocupan por sus antepasados jamás mirarán hacia la posteridad».

«Ninguna obra de arte puede ser grande sino en la medida en que engaña; ser otra cosa sólo es prerrogativa de la Naturaleza».

«Nunca puedes planear el futuro a través del pasado».

«Quien lucha contra nosotros, fortalece nuestros nervios y agudiza nuestra habilidad. Nuestro antagonista es nuestro ayudante».

«Quien no disfruta del riesgo es un cobarde».

«Vosotros sois el cuarto poder».

Edmund Burke