Autor Tema: La historia de la medicina deportiva  (Leído 279 veces)

Marzo 06, 2020, 23:46:39 pm
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 15321
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2

Citar
Como probablemente sepa, la medicina deportiva es la rama de la medicina que se ocupa de las lesiones y enfermedades resultantes de la participación en actividades deportivas. Muy pocas personas nunca se lesionaron la rodilla, la pierna, la espalda, el hombro o la mano como consecuencia de practicar deportes. Afortunadamente, hoy podemos disfrutar de los beneficios de muchos avances y desarrollos rápidos en este campo. Sin embargo, debemos reconocer que ha tomado mucho tiempo alcanzar las alturas actuales.

Los inicios

Se cree que la medicina deportiva se originó en la antigua Grecia y Roma en un momento en que las victorias en las competiciones deportivas eran casi tan valoradas como las de los campos de batalla. La importancia de ganar competiciones lógicamente conduce a la introducción del entrenamiento primero. Al igual que los gladiadores tenían que practicar para mantenerse en forma para mejorar sus posibilidades de mantenerse con vida, los atletas de hoy en día hacen lo mismo, pero por diferentes razones. No hace falta decir que esas sesiones estaban llenas de lesiones y la gente comenzó a buscar formas de curarlas. Los médicos griegos Heródico y Galeno fueron los primeros en hablar sobre la importancia de reducir el riesgo de lesiones y comenzaron a utilizar el ejercicio terapéutico para curar las lesiones.



El progreso

A decir verdad, la medicina deportiva no progreso a un gran ritmo durante varios siglos. Grandes eventos, como los Juegos Olímpicos, no existían y las prioridades se encontraban en otros lugares. Aún así, el renacimiento del movimiento olímpico y los juegos celebrados en Atenas en 1896 reavivaron el fuego y aumentaron el perfil de la profesión. No se ha detenido desde entonces. Los practicantes se educaron mejor y las redes profesionales crecieron. Particularmente importante fue la Exposición Internacional de Higiene en Dresde en 1911, porque su éxito llevó a la organización del congreso inaugural para el ejercicio físico. El siguiente evento importante tuvo lugar en 1924, cuando se estableció la Federación Alemana de Médicos para la Promoción del Ejercicio. Este evento es ampliamente reconocido como el nacimiento de la medicina deportiva como una profesión organizada.

Otro hito

Cuando el Dr. JC Kennedy organizó un  equipo de médicos  para viajar a los Juegos Olímpicos de 1968 en la Ciudad de México con el equipo canadiense, en realidad comenzó una revolución. Nadie antes había reunido a un equipo de médicos para garantizar la salud y el máximo rendimiento de los atletas, pero ahora es una práctica estándar y, muy a menudo, supone la diferencia entre ganar y perder.

¿Donde nos encontramos ahora?

Hoy en día, la medicina deportiva se considera una profesión extremadamente especializada y valorada. Los deportes como el levantamiento de pesas ejercen mucha presión sobre la columna vertebral, por lo que necesita un experto en cirugías de columna, como el  famoso Dr. Timothy Steel, para que lo ayude. Todos buscan a cirujanos como él, que tratan tanto a los atletas como a los que no practican deporte, desde aquellos que no realizan actividades físicas hasta los atletas más elitistas del mundo. Además, se presta mucha atención a la prevención. La tecnología se utiliza para combatir y rehabilitar lesiones. Tome la rodillera biónica y la crioterapia, por ejemplo. Es un excelente ejemplo de cómo se usa la ciencia para ayudar a los atletas a recuperarse y sanar rápidamente y rendir a su máximo potencial.



Beneficios de la medicina deportiva

Hay muchos beneficios de la medicina deportiva. Para empezar, proporciona atención especializada, donde los médicos con  especialización en medicina deportiva cuidan de atletas y entusiastas por igual. Son plenamente conscientes de todos los aspectos de la práctica deportiva y, lo que es más importante, del impacto que tiene en el cuerpo de un individuo. Luego, está el elemento del rendimiento mejorado, donde los especialistas elaboran planes de entrenamiento personalizados para ayudar a los atletas y aficionados a maximizar su potencial. Dichos planes se basan en las fortalezas y debilidades de un individuo, así como en los requisitos del deporte en cuestión. Otro beneficio es la prevención mejorada de lesiones, que es de suma importancia. Los atletas reciben instrucciones y consejos sobre cómo evitar lesiones en un área previamente dañada. También se debe mencionar un mejor tratamiento, ya que siempre es mucho más aconsejable consultar a un especialista en el campo que confiar en sus instintos o consejos con los que tropezó mientras navegaba por Internet. No olvide que los médicos y cirujanos de medicina deportiva se mantienen al día con los últimos avances y amplían constantemente el alcance de sus conocimientos y experiencia.

En conclusión, podríamos decir con seguridad que la medicina deportiva no es solo para atletas y que los aficionados y entusiastas también se benefician enormemente de su desarrollo. Todas las personas que participan activamente en deportes, ejercicio u otras actividades físicas pueden querer consultar a un profesional de medicina deportiva para obtener el asesoramiento y el tratamiento adecuados. Con su papel cada vez más importante, es probable que pronto veamos un progreso aún mayor en el campo, especialmente cuando tenemos en cuenta que las personas también están cada vez más conscientes de la salud.