Autor Tema: Flexibilidad y fuerza  (Leído 2233 veces)

Agosto 18, 2011, 08:43:33 am
  • Webmaster
  • Más fuerte que el hierro
  • **********
  • Mensajes: 2497
    • Ver Perfil

Flexibilidad y fuerza.
La mejor protección para las articulaciones y la musculatura


La evolución del deporte en muchas ocasiones ha servido de modelo para otros ámbitos como, por ejemplo, para ciertos aspectos de la medicina y de la terapia.



- El entrenamiento ayer y hoy:

A principios de siglo eran los talentos naturales los que conquistaban los campeonatos y las plusmarcas en las diferentes disciplinas deportivas que entonces eran muchas menos. El entrenamiento era muy simple y sólo se realizaba 1 -3 veces a la semana. Se consideraba que entrenar con mayor frecuencia era perjudicial para la salud o incluso que podía peligrar la vida. Las mujeres estaban excluidas de numerosos deportes y, en comparación con los hombres, prácticamente no entrenaban.

Con tan pocas sesiones de entrenamiento, un volumen y una intensidad de entrenamiento tan bajos tampoco se producían apenas sobrecargas o lesiones deportivas.
No obstante, cuando se producían, se remediaban con largos periodos de reposo, tras cuya finalización se rehabilitaban las articulaciones mediante el movimiento pasivo de las mismas. Las demás estructuras anatómicas debían reponerse y prepararsepara la práctica deportiva a través
de la vida cotidiana.



- Entrenamiento y rehabilitación ayer y hoy:

En los últimos decenios se comenzó a entrenar con una frecuencia, intensidad y volumen cada vez mayor, los deportistas de élite ya ni siquiera realizaban una sesión de entrenamiento diaria sino de 10-15 a la semana con una especialización cada vez mayor. En consecuencia aumentaron también las sobrecargas en el aparato locomotor y las lesiones.

La estadística de los servicios de urgencias de los hospitales que cada vez atendían a más deportistas de élite, justificaban el slogan «El deporte es malo para la salud».

En esta fase del entrenamiento altamente especializado e intenso que se extiende de los años sesenta a los setenta, todavía no se llegó a desarrollar un concepto claro de rehabilitación para recuperar a los «inválidos del deporte». En la medicina del deporte se enfrentaban diferentes movimientos que buscaban las mejores soluciones en direcciones contrarias.


A finales de los años setenta se iban imponiendo algunas reflexiones que durante los años ochenta se tradujeron de manera cada vez más consecuente en la práctica activa del entrenamiento deportivo y en las medidas de rehabilitación de la medicina deportiva.
El ejemplo de los conceptos de entrenamiento americanos y escandinavos mostraron que las altas cargas de entrenamiento y competición que deben soportar los deportistas modernos sólo son tolerables cuando el deportista dispone de una musculatura óptimamente desarrollada y a la vez un alto grado de flexibilidad.

Flexibilidad + fuerza = la clave de la mejor protección del aparato locomotor.



- Hoy en día la conjunción de fuerza y flexibilidad es la clave del éxito:

En un tiempo relativamente corto, los conceptos de entrenamiento experimentaron unos cambios revolucionarios: Prácticamente todos los deportistas de las categorías superiores se dedicaban a entrenar la fuerza y a practicar el stretching.
Ambos aspectos ocupan desde entonces un lugar fundamental junto al entrenamiento específico y la preparación psicológica en la teoría y la práctica del entrenamiento moderno.



- La locura de la obligación de ganar en el deporte:

Paralelamente se desbordaban las estadísticas de récords -parecía que el ser humano disponía de un potencial ilimitado para mejorar su propio rendimiento-. Para muchos el hallazgo de esta «clave» se convirtió en una tentación cuando resultó que el incremento muscular combinado con la ingestión de esteroides anabólicos podía superar todos los límites de rendimiento.
Empezaron a proliferar los medios de dopaje que culminaron trágicamente durante los juegos olímpicos de verano de 1988 en Seúl con el canadiense Ben Johnson, vencedor olímpico y plusmarquista mundial en los 100 m lisos.

• Pero volvamos a la reflexión inicial: Tanto en el entrenamiento deportivo como también en el ámbito de la rehabilitación fue decisivo el reconocimiento de que la fuerza junto a la flexibilidad ofrecen la mejor protección para todas las articulaciones y para toda la musculatura ante las lesiones y las manifestaciones de desgaste.
Este hecho fue el resultado revolucionario de un estudio practicado en esquiadores que se publicó en 1985 en una revista suiza de medicina deportiva en un sensacional trabajo científico firmado por el Dr. Hans Spring que pertenece al servicio médico de la federación suiza de esquí.



- Efectos positivos del stretching en el deporte de alta competición:

En 1980 los esquiadores de las selecciones nacionales de Suiza y Liechtenstein fueron analizados siguiendo unos criterios para poder diagnosticar su funcionalidad muscular, y a continuación fueron introducidos en una nueva gimnasia de estiramiento y fortalecimiento.
Al cabo de cuatro años resultó que todos los esquiadores habían alcanzado un equilibrio muscular, una mejora de la flexibilidad, una mejor respuesta al entrenamiento y una excelente protección ante lesiones.
En todos los músculos analizados los acortamientos se redujeron en un 50-100 % demostrando con ello no sólo la gran eficacia del stretching, sino también el sensacional retroceso de las lesiones articulares y musculares.

• Estos reconocimientos obtenidos en deportistas profesionales y de alto nivel, tienen la misma validez en el deporte de aficionados. Los deportistas más expuestos a padecer una lesión son los que están más rígidos y los que tienen menos fuerza.
En cambio los que son flexibles y fuertes disponen de las mejores condiciones.
Así también se explica que la famosa «rodilla del bracista» apenas aparece entre los nadadores de élite mientras que sigue siendo un quebradero de cabeza en las categorías inferiores.

Los tenistas profesionales prácticamente nunca sufren del «codo de tenista» mientras que una persona normal ya tiene todos los síntomas de esta lesión al trabajar un poco en su jardín y sin haber tocado una raqueta de tenis en toda su vida.




- La flexibilidad y la fuerza se deben entrenar conjuntamente:

Muchas personas se quejan del dolor de espalda sin ser conscientes que la debilidad de su «corsé muscular» y la falta de flexibilidad son la causa de esta enfermedad moderna.

• Los ejemplos podrían llenar un libro entero y siempre confirmarían el mismo hecho, de que la flexibilidad y la fuerza ofrecen una protección óptima a todos los órganos de nuestro aparato locomotor.
Las personas que entrenen exclusivamente la flexibilidad dejando de lado la fuerza ponen en peligro sus músculos, tendones, ligamentos, cápsulas articulares, cartílagos y otros órganos del movimiento al igual que aquellas que sólo desarrollan la fuerza sin tener en cuenta la flexibilidad del tejido.

Sólo las dos cosas juntas optimizan el entrenamiento deportivo con resultados positivos positivos que cualquier persona puede experimentar y demostrar personalmente.
Por este motivo tampoco es necesario discutir si los ejercicios de estiramiento podrían perjudicar el aparato cápsulo-ligamentoso de una articulación con una movilidad óptima o de la columna vertebral. La respuesta es evidente: No.



- La mayor amplitud de movimiento lograda mediante el stretching debe disponer de una musculatura más fuerte:

Sí, es decisivo que la mejora de la flexibilidad alcanzada a través del stretching esté asegurada por una musculatura fuerte. En las estructuras sanas del aparato locomotor no se puede distinguir entre ejercicios peligrosos o inofensivos.
Todos los ejercicios presentados en este libro corresponden a planos naturales de movimiento.
• Si se observa la técnica de estiramiento y si está fuerte la musculatura que se encarga de mover las articulaciones cuando se va incrementando la amplitud del movimiento, no cabe esperar ningún problema. Al contrario: La mejora de la elasticidad es una protección adicional ante el riesgo de lesión.



Extraído del libro: "Los Estiramientos" de Bruno Blum.


Agosto 18, 2011, 19:45:27 pm
Respuesta #1
  • Leyenda de la fuerza
  • ********
  • Mensajes: 14150
  • http://body-gold.foroactivo.com/
    • Ver Perfil
    • http://body-gold.foroactivo.com/index.htm?sid=1242876111b381903c06548b5017d9c2



Agosto 19, 2011, 08:31:15 am
Respuesta #2
  • Webmaster
  • Más fuerte que el hierro
  • **********
  • Mensajes: 2497
    • Ver Perfil



Agosto 19, 2011, 15:21:10 pm
Respuesta #3
  • Más fuerte que el hierro
  • *****
  • Mensajes: 1844
    • Ver Perfil
    • Email

Viene a confirmar una de las cosas que he aprendido empíricamente en el tiempo que llevo entrenando con pesas. Tener una buena flexibilidad es una de las claves para no romperse cuando se manejan cargas muy elevadas semana tras otra.

Hago estiramientos dinámicos antes de entrenar y estáticos después de entrenar. Además de esto los días de sentadilla me cuelgo de la barra al acabar el entreno para descomprimir la espalda.

Otro método recuperativo que estoy probando es el uso del Foam Roller por las mañanas en piernas y espalda.

Además de prevenir lesiones, la flexibilidad ayuda a poder ejecutar una mejor técnica.
« Última modificación: Agosto 19, 2011, 15:22:42 pm por Jorgito »


Mayo 13, 2012, 21:24:13 pm
Respuesta #4
  • Novato
  • *
  • Mensajes: 6
    • Ver Perfil

"...hago estiramientos dinámicos antes de entrenar y estáticos después de entrenar. Además de esto los días de sentadilla me cuelgo de la barra al acabar el entreno para descomprimir la espalda..."

podria especificar de que clase de estirarmientos dinamicos habla? gracias! saludos!