Mensajes recientes

Páginas: [1] 2 3 ... 10
1
Off-topic / Re:No solo de la fuerza vive el hombre
« Último mensaje: por Beti ona en Hoy a las 00:23:51 »
"Cómo ven señores, la Tierra no es comunista ni capitalista, no es Hindú ni cristiana, no es tuya ni mía. Hay un sentimiento de la totalidad de la Tierra, de la belleza, de la riqueza, del extraordinario potencial de la Tierra; puedes sentir ese esplendor cuando no estás condicionado a nada."

Krishnamurti
2
Off-topic / Re:No solo de la fuerza vive el hombre
« Último mensaje: por Beti ona en Hoy a las 00:22:56 »
¿Qué opinaba Nietzsche de las mujeres?

Citar
Nietzsche tiene fama de misógino, aunque la realidad es un poco más complicada, porque el filósofo alemán, en lo relativo a mujeres, se movió entre la simpatía y la condescendencia.

La lectura de sus aforismos tiene que abordarse con cuidado, porque a menudo hacía afirmaciones provocativas que hoy, sacadas de contexto, pueden sonar escandalosas. Pero sus pensamientos deben interpretarse a partir de una visión de conjunto. Es así como se observa que ciertos postulados machistas quedan equilibrados por otros en los que se avanza a la sensibilidad de sus contemporáneos.

A la pregunta sobre su actitud hacia las mujeres no se puede responder de una sola manera. Es cierto que hizo comentarios brutales sobre algunas de ellas. Sobre su madre y su hermana, por ejemplo, a las que consideraba justo lo opuesto de la excelencia que él creía encarnar. Llegó a decir que pensar en su parentesco le parecía una blasfemia.

Justo en el mismo escrito, sin embargo, elogia a Cosima, la esposa del compositor Richard Wagner, por considerarla de una naturaleza noble. Nietzsche supo valorar a las mujeres que eran inteligentes, y que en esto era una auténtica rareza en su tiempo. Tuvo amistades femeninas muy importantes, y solo se enamoró cuando quedó deslumbrado por la capacidad intelectual de la otra persona.

Estaba convencido de que, para llegar al matrimonio, una cabeza bien amueblada constituía un requisito indispensable, porque eso era lo que permitía una buena conversación. Y si uno tenía que convivir con alguien durante el resto de su vida, eso era lo que importaba. En comparación, todo lo demás carecía de importancia.

Su visión del matrimonio es cualquier cosa menos convencional. Creía que un hombre, para hacer bien las cosas, tendría que casarse a los veinte años con una novia que le aventajara en edad. Esta se acabaría convirtiendo en una especie de madre, responsable de educar al muchacho inexperto. Cuando transcurriera un decenio, el joven se uniría a una compañera más joven, de la que sería, a su vez, educador.

En Humano, demasiado humano (1878), dedicó todo un capítulo a exponer su pensamiento sobre el tema. El apartado se titula "La mujer y el niño". El filósofo afirma, por una parte, que la mujer perfecta es superior al hombre perfecto. A continuación, sin embargo, añade que también es un tipo humano mucho menos abundante.

Sin duda, el gran amor de Nietzsche fue la escritora Lou Andreas-Salomé, una personalidad de gran magnetismo. Ella hizo planes para vivir junto a él y a otro pensador, Paul Rée, en lo que debía ser un ménage à trois filosófico. No se trataba de un experimento sexual, sino de establecer una convivencia entre espíritus afines.

Desde una perspectiva actual, Nietzsche resulta reivindicable porque niega la existencia de un "eterno femenino". La identidad de la mujer no consistiría en unos rasgos inmutables con independencia de la época histórica. Es más, en un desafío a las ideas tradicionales, que identificaban lo masculino con la lógica y lo femenino con la emoción, nuestro autor sostiene que el hombre tiende a la pasión y la mujer al entendimiento. Lo que no quita que ellos –¡otra vez la fascinación se mezcla con el rechazo!– consigan mejores resultados con el uso de sus facultades.

Distinguir cuándo Nietzsche habla en serio y cuándo quiere provocar no siempre resulta fácil. Su lado más progresista sale a relucir cuando se queja, contra un millón de prejuicios, de la nula educación sexual que se imparte a las mujeres. Pero esta figura renovadora es la misma que se burla del trabajo femenino. Le parece que las mujeres demuestran gran inteligencia, porque, a su juicio, han conseguido que los hombres las mantengan económicamente. Además, dice que cuando se dedican a una "actividad real", saben darle más importancia que la que realmente posee, de forma que convencen a los demás de que existe un mérito mucho mayor que el auténtico.

Nietzsche nunca llegó a tener pareja.

La Crítica de Nietzsche al Altruismo

Citar
La moral que Nietzsche critica en los aforismos tratados en Aurora es la del Altruismo, la cual hace una distinción entre lo altruista (acciones benéficas desinteresadas) y el egoísmo (acciones donde se prima el bienestar e interés personal). Nietzsche señala dicha moral que desde la óptica judeocristiana constituye un imperativo en las acciones de los hombres e instituye una escala valorativa de bienes donde se aprecia lo piadoso y se ve con malos ojos el interés.

Sin embargo, insiste que dicha jerarquía valorativa es temporal–construcción histórica- y las acciones que fueron bien vistas en el pasado pueden ser censurables hoy –considerada como egoísta-. En lo que insistirá Nietzsche es que el egoísmo se interpreta como una valoración –calculo- de lo más provechoso para sí mismo, esto es visto como una acción inmoral pues no se ciñe a la jerarquía de bienes y no entiende de motivos superiores.

Sin embargo al ser la escala valorativa un concepto devenido, Nietzsche enfatiza que las acciones egoístas y altruistas poseen un origen común, el cual corresponde a una intención de afirmarse en la existencia, es decir un dominio de fuerzas que atraviesan a los seres humanos y median en sus relaciones. A estas fuerzas Nietzsche las denomina instintos. Dicha interacción de instintos a nivel micro –ser humano- y macro –sociedad- permite la preservación de la vida humana en sociedad y el constructo conceptual del mundo ordenado y estable.

Para afirmar esto es pertinente acudir a Nietzsche con respecto a el elemento mediador de las relaciones humanas por excelencia:

"La justicia se vuelve, naturalmente, al punto de vista de una observación juiciosa, y por lo tanto, al egoísmo, por medio de esta reflexión: «¿Con qué objeto causarme daño inútil, sin realizar quizá mi propósito?» He aquí el origen de la justicia. Porque los hombres, siguiendo su costumbre intelectual, han olvidado el fin original de los actos justos, equitativos, y sobre todo, porque durante siglos los niños han sido educados para admirar e imitar tales actos, poco a poco ha nacido la apariencia de que un acto justo sería un acto no egoísta."

Se entiende de lo anterior que la moral del altruismo nace de la necesidad que poseen distintas fuerzas e instintos constitutivos de los seres humanos por afirmarse en la existencia. Dicha afirmación en la existencia consisten en el goce de sí, es decir, el despliegue de dichas capacidades para ordenar y dominar en el mundo.

La tarea del humano a través de la ciencia es comprender la existencia e interacción de fuerzas con el fin de encauzarlas correctamente y desplegar sus potencialidades. Nietzsche propone que debe existir un cambio en el pensamiento y la acción de los seres humanos una vez se reconoce que no es un ser concreto, pues ha devenido a lo largo de la historia debido a la interacción de impulsos que quieren aflorar y desarrollarse a plenitud:

"No niego, como es lógico (seria un insensato si lo hiciera), que sea oportuno evitar y combatir muchos actos de los que se consideran inmorales, y que sea necesario realizar y fomentar muchos actos de los que se consideran morales; pero creo que ambas cosas se deben hacer por razones distintas de las que se han seguido tradicionalmente. Es preciso que cambiemos nuestra forma de ver para que acabemos cambiando —aunque ya sea quizá demasiado tarde— nuestra forma de pensar."

En conclusión, Nietzsche plantea que no existen conceptos inmutables, e incluso el ser humano ha devenido y se constituye mediante relaciones conflictivas de los instintos en su afán por dominar sobre otros, por ello es necesario reemplazar los códigos morales religiosos –el judeocristiano- como ejes rectores del comportamiento humano, por la comprensión de la relación conflictiva de los instintos ¿Qué elemento será el catalizador de dicho cambio de enfoque? ¿Puede haber una relación armoniosa de instintos?
3
Off-topic / Re:No solo de la fuerza vive el hombre
« Último mensaje: por Beti ona en Enero 18, 2020, 23:55:06 pm »
¿Qué es la verdad?

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=DCxry5TPO1U" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=DCxry5TPO1U</a>
4
Off-topic / Re:No solo de la fuerza vive el hombre
« Último mensaje: por Beti ona en Enero 18, 2020, 19:28:50 pm »
Paul Ree

Citar
Nacido en Bartelshagen, provincia de Pomerania, Prusia, en la finca noble «Rittergut Adlig Bartelshagen am Grabow», cerca de la costa sur del mar Báltico, era hijo de un adinerado empresario y terrateniente. Estudió
Filosofía y Derecho en la Universidad de Leipzig.

En 1870, luego de efectuar su año de trabajo voluntario, fue reclutado en el ejército y llevado a la línea de fuego. Herido en los primeros combates, en la batalla de Saint-Privat, el 18 de agosto, regresó a Alemania, donde emprendió estudios de Derecho, antes de volver a la filosofía.

Murió al caer en el desfiladero de Charnadüra, cuando caminaba por las montañas suizas, cerca de Celerina, el 28 de octubre de 1901.

Formación académica e intelectual

En la historia de las ideas es conocido como una figura secundaria a través de su amistad con Friedrich Nietzsche pero no como un filósofo importante.

Lector profundo de Darwin, Schopenhauer y escritores franceses como La Bruyère y La Rochefoucauld, Rée reunió sus diversos estudios bajo el título de Observaciones psicológicas, que describen la naturaleza humana a través de aforismos literarios y exégesis filosóficas.

En 1875 Rée fue calificado para su doctorado en la universidad de Halle. Ese año produce una disertación sobre «lo noble» en la ética de Aristóteles.

El origen de los sentimientos morales fue escrito en gran medida, en el otoño de 1877, en Sorrento, donde Rée y Nietzsche trabajaron juntos por invitación de Malwida von Meysenbug. El libro trata de responder a dos preguntas: en primer lugar, Rée intenta explicar la aparición los sentimientos altruistas en los seres humanos. En segundo lugar, intentó explicar el proceso interpretativo que denota sentimientos altruistas como moral.
Reiterando las conclusiones de las Observaciones psicológicas, Rée afirmó que el altruismo fue una conducta humana innata fortalecida a lo largo de los siglos por la selección.

Publicado en 1877, La génesis de la consciencia moral fue su segundo libro. Rée anunciaba en el prólogo que su punto de vista era inductivo. Rée en primer lugar observó los fenómenos empíricos que consideró constituían la naturaleza moral del hombre y a continuación, intentó indagar en su origen.

Rée, siguiendo a otros filósofos, rechazó el concepto de libre albedrío. Según él, el error del libre albedrío residiría tras el desarrollo del sentimiento de justicia:

"El sentimiento de justicia surge de dos errores: porque los castigos infligidos por las autoridades y los educadores aparecen como actos de retribución, y porque el pueblo cree en la libre voluntad."

Rée rechazó las explicaciones metafísicas de bueno y malo; pensó que las mejores explicaciones fueron las ofrecidas por Darwin y Lamarck, quien había rastreado fenómenos morales de regreso a sus causas naturales. Rée argumentó que nuestros sentimientos morales fueron el resultado de cambios que se habían producido a lo largo de muchas generaciones.

Al igual que Lamarck y Darwin, Rée sostuvo que podrían ser hábitos adquiridos pasados a las generaciones siguientes, como características innatas. Como un hábito adquirido, el comportamiento altruista eventualmente se convirtió en una característica innata. El comportamiento altruista fue tan beneficioso, afirmó Rée, que llegó a ser elogiado incondicionalmente, como algo bueno en sí mismo, independientemente de sus resultados.

El origen de los conceptos "bueno" y "malo" 

Desde la misma introducción del libro Rée declara cuál va a ser su perspectiva sobre el estudio de los fenómenos morales: un materialismo naturalista basado en la biología evolucionista de Lamarck y Darwin. Su posición se aleja radicalmente del transcendentalismo religioso y del idealismo kantiano, sobre el que acota "el hombre moral no se halla más cerca del mundo inteligible que el hombre físico". En cada hombre cohabitan dos impulsos, el egoísta y el altruista. El primero busca el bienestar a través de la auto-conservación, la satisfacción sexual y la complacencia en la vanidad. Alcanzar esos objetivos nos implica en interacciones con otras personas y ahí puede aparecer, o no, el impulso altruista: actuar teniendo como finalidad principal el bien del otro. 

Rée afirma que el altruismo suele ser débil en comparación con el egoísmo, por lo que algunos filósofos, como Helvecio, han negado la mera existencia del impulso altruista, al que consideran una forma de egoísmo bajo el que se enmascara la exhibición de nuestro poder, el placer de sentir la gratitud de los demás y el evitarse la contemplación del dolor ajeno.

Él se siente más cercano a Hutcheson y Hume, para quienes el altruismo deriva de la naturaleza humana, y de Schopenhauer, para quien procede de compartir la voluntad de vivir. La compasión por el otro produce una identificación entre sujeto y objeto de la que surge la acción altruista. 

Para conocer un sentimiento hay que estudiar su historia. Rée justifica la presencia del instinto altruista en todo ser humano recurriendo a dos tesis darwinianas: 

a) La selección natural favorece a las especies sociales frente a las que no lo son.
b) El instinto social de los primates es una ampliación del instinto parental. 

Así pues, el altruismo ha dispuesto de largo tiempo para consolidarse en la naturaleza humana y por ello goza de un alto aprecio en vista de su comprobada utilidad social, una estima que se acrecienta en cuanto que cada individuo es consciente de que para ejercerlo hay que vencer la superior fuerza del egoísmo, casi siempre dominante. Los conceptos de bueno y malo surgieron para calificar las conductas altruista y egoísta, respectivamente. De modo que las acciones no eran buenas o malas por el beneficio o perjuicio que pudieran causar a su autor, sino por la utilidad o daño que producían en su comunidad. Y se juzgaban así, aun a sabiendas de que en muchas ocasiones las acciones realizadas en provecho propio redundaban igualmente en 3 beneficio de otros; tampoco gozaban de general estima las acciones que se omitían para no dañar a los demás si el motivo había sido el miedo al castigo. 

Se consideraba mejor persona a quien se desvivía por el prójimo y peor a quien actuaba sin miramientos respecto a los demás. Cuando alguien dañaba a otros se lo juzgaba más severamente cuando era por envidia que cuando ocurría por buscar el beneficio propio. 

Rée se siente obligado a explicar la mayor hostilidad que prevalece entre los miembros de la especie humana en comparación con sus ancestros primates: se debe a que aquellos tienen mayor capacidad de previsión de futuro y en consecuencia mayor deseo de provisión de sus necesidades venideras. Imagina el pasado remoto de la humanidad según el modelo de Hobbes: el instinto egoísta es absolutamente hegemónico y genera un estado de guerra de todos contra todos, protagonizado por la codicia de los bienes ajenos, que sólo se fue superando mediante la imposición social de castigos. Esto llevó a la progresiva consolidación de una instancia de poder ejecutivo y del derecho de propiedad. La división del trabajo y el consiguiente intercambio económico resaltaron, a ojos de los miembros de la comunidad, la utilidad de una convivencia pacífica. En este mundo primitivo se consideraba a las acciones buenas o malas solamente por sus consecuencias sociales, nunca por las intenciones subjetivas que las motivaron. 

La conveniencia de mantener la paz social fue reforzando la conducta altruista, porque aminoraba los conflictos. Una vez que el altruismo quedó establecido como el criterio de evaluación de la conducta, el desarrollo moral condujo a que se juzgaran como buenas o malas, no sólo las acciones realizadas, sino también las omitidas: lo que debió y pudo hacerse a favor de los demás y no se hizo da lugar a un juicio de culpabilidad. Una consecuencia del proceso de asimilación del código moral por los miembros de una sociedad es que va haciendo olvidar que el juicio sobre la bondad o maldad de las acciones surgió en función de su utilidad social, lo que llevó a que estas pasaran progresivamente a ser consideradas como buenas o malas por sí mismas. Rée acaba este capítulo culpando a los filósofos de imaginar falsas explicaciones transcendentales de la moralidad, que no se corresponden con la verdad histórica. 

"En comparación con las demás especies la humana es la más infeliz, no sólo por la complejidad de su cuerpo, y en especial de su sistema nervioso, sino por su conciencia del tiempo, que nos abruma con lamentos por el pasado, temores acerca del futuro y el miedo a la muerte. Aunque también sea la especie que alcanza placeres más intensos su felicidad nunca es duradera y los placeres intelectuales, que son los más duraderos, se hallan a disposición de muy pocos. Esta superioridad del dolor sobre el placer en la experiencia humana tiene como consecuencia que las personas altruistas tengan múltiples ocasiones de sentir malestar por su incapacidad de ayudar a los sufrientes, mientras que los egoístas padecen menos, debido a su escasa compasión. Además, el placer que estos sienten al dañar a sus enemigos no es menor que el de los altruistas al hacer el bien a sus semejantes. La única desventaja de los egoístas es que sienten mayores remordimientos, sobre todo cuando creen en la otra vida."
5
Off-topic / Re:Frases de los grandes campeones
« Último mensaje: por Beti ona en Enero 18, 2020, 18:12:11 pm »
«Mire a todos los muchachos en IG que están presionando en una máquina 6-7 placas por lado. Póngalos en una barra normal sentados y la mayoría de ellos luchará con la mitad del peso por las mismas repeticiones. Sin embargo, se ve bien en IG. Recuerdo cuando mi antiguo gimnasio tenía una prensa de hombros cybex y podía presionar 7 placas por lado durante 10 repeticiones. Pon eso en internet y wow, te verías como un bicho raro. En otra marca de press de hombros con placa, apenas puedo manejar 3 placas por 10 repeticiones... eso es el 50% de la carga. Por lo tanto, si bien aún se está fortaleciendo y sus músculos podrían incluso estar creciendo, lo veo como una "fuerza falsa" de alguna manera. Obviamente, solo estoy bromeando y es una verdadera fortaleza, ya que te has vuelto más fuerte, pero no siempre se traduce en otros movimientos.»

«Mike Mentzer era un tipo inteligente, tal vez demasiado inteligente para su propio bien y demasiado analítico hasta el extremo. Sin embargo, le doy crédito por participar en la introducción de un entrenamiento de menor volumen. Hizo que la gente pensara. Sus principios originales estaban bien pensados, pero simplemente lo llevo al extremo. ¿También entrenó así? ¿Una parte del cuerpo cada dos semanas? El tipo reclamó muchas cosas que realmente no practicó. Pero en una era en la que todos pensaban que debían pasar la mitad de su día en el gimnasio todos los días para ser culturistas, hizo que la gente fuera un poco más abierta. Quiero decir, mira al chico. Uno de mis físicos favoritos, todavía. Sin embargo, eso, combinado con un cerebro extremadamente inteligente, TOC, metanfetamina y estar loco, no funcionó tan bien. Era una gran mente, pero sobre todo por hacerte pensar por ti mismo.»
6
Entrenamiento / Re:5 ejercicios para un núcleo más fuerte
« Último mensaje: por Beti ona en Enero 18, 2020, 18:09:11 pm »
Sentadillas, peso muerto, remo, paseo de granjero, basicamente cualquier ejercicio de peso libre donde no intervenga un banco.
7
Entrenamiento / Re:5 ejercicios para un núcleo más fuerte
« Último mensaje: por Arturo Gómez en Enero 18, 2020, 13:53:03 pm »
empujar carretilla
empujar péndulo
8
Entrenamiento / 5 ejercicios para un núcleo más fuerte
« Último mensaje: por Beti ona en Enero 18, 2020, 00:12:01 am »
William Brower

Citar
Vayamos al fondo de esto.

No te dejes intimidar por lo que no sabes, esa podría ser tu mayor fortaleza, así que vamos al grano. Tu núcleo estabiliza tu cuerpo. Ayuda a prevenir caídas y apoya tu cuerpo. Por lo tanto, tener un núcleo fuerte es beneficioso porque permite que tu cuerpo funcione correctamente.

Mantener estos músculos fuertes ayuda a estabilizar tu cuerpo, apoyar tu columna vertebral y mejorar tu estado físico general. He estado trabajando con muchos clientes por un tiempo, y el núcleo es una de las cosas principales en las que me concentro. La diferencia drástica en los clientes es su capacidad para ganar estabilidad, perder peso y fortalecerse más rápido cuando trabajamos en sus cimientos. Todo mi régimen de entrenamiento personal se basa en el núcleo y en mantener un cuerpo de playa durante todo el año. Viviendo aquí en Florida, no hay hibernación de invierno real. Puedes estar en la playa en pleno invierno con un clima de 70 grados, mientras la gente está paleando la nieve hacia el norte.

Cuando la mayoría de la gente piensa en su núcleo, automáticamente piensan en abdominales. Si bien los abdominales son un componente clave para el núcleo, el núcleo también incluye la parte baja de la espalda y las caderas. Ya sea que te dés cuenta o no, debes involucrar a tu núcleo constantemente, ya sea que estés haciendo ejercicio, de pie en la cocina cocinando una comida o sentado en el trabajo. Tu núcleo es tu centro de gravedad, y un núcleo fuerte permite un movimiento funcional más fuerte durante el ejercicio y la vida cotidiana. Aquí hay 5 ejercicios básicos que fortalecerán tu núcleo.

Tablón

La tabla (también llamada retención frontal, vuelo estacionario o puente abdominal) es un ejercicio de fuerza central isométrica que implica mantener una posición similar a una lagartija durante el máximo tiempo posible. Este es mi ejercicio central favorito absoluto de todos los tiempos. De hecho, hago variaciones de tabla en cada entrenamiento. Si tuviera que hacer un ejercicio central por el resto de mi vida, sería este.

Superman

Para comenzar, acuéstate derecho y boca abajo en el piso. Tus brazos deben estar completamente extendidos frente a ti. Simultáneamente, levanta los brazos, las piernas y el pecho del suelo y manten esta contracción durante 20 segundos, luego relájate y repite. Este movimiento realmente apunta a la espalda baja. De hecho, muchas personas sufren de dolor lumbar porque su núcleo (incluida la espalda baja) es realmente muy débil.

V-Sit

En este ejercicio, te sientas con las piernas extendidas y el torso del suelo, formando tu cuerpo en forma de V. Manten esto durante 20 segundos, luego relájate y repite. Si extender las piernas es demasiado difícil, puedes hacerlo con las rodillas dobladas hasta que obtengas la fuerza central. ¡Mira cuánto tiempo puedes hacer este movimiento sin temblar!

Piernas levantadas

Acuéstate sobre tu espalda, piernas rectas y juntas. Manten las piernas rectas y levántalas hasta el techo hasta que tu trasero se caiga del piso. Baja lentamente las piernas hacia abajo hasta que estén justo por encima del piso. Espera un momento. Levanta las piernas hacia arriba. Repetir. Este movimiento no debería lastimar tu espalda baja. Si es así, coloca las manos debajo de la parte inferior de la espalda para obtener apoyo y/o no dejes caer las piernas hacia abajo. Este ejercicio está destinado a trabajar tu núcleo, no dañarlo, así que asegúrate de escuchar las señales de tu cuerpo.

Escaladores

Realizado desde una posición de tabla, alternarás llevando una rodilla a tu pecho, luego volverás a salir, acelerando cada vez hasta que estés "corriendo" contra el piso. Si bien suena simple, los alpinistas seguramente aumentarán su ritmo cardíaco.
 
Tu núcleo es todo tu sistema de soporte. Tus músculos centrales juegan un papel muy importante en tus actividades cotidianas, desde levantarse de la cama, caminar por la calle y agacharse para agarrar un objeto; lo más importante, literalmente te ayudan a mantenerte erguido y te dan una buena postura. Una buena postura implica entrenar a tu cuerpo para que se pare, camine, se siente y se recueste para ejercer la menor presión sobre los músculos y los ligamentos mientras se mueve o realiza actividades de carga de peso.

Como dije antes, realmente deberías involucrar a tu núcleo durante cada entrenamiento, así como en las actividades cotidianas. Tu núcleo es su base, y la clave para el estado físico general. Intenta incorporar estos ejercicios a tu entrenamiento.
9
Off-topic / Re:No solo de la fuerza vive el hombre
« Último mensaje: por Beti ona en Enero 17, 2020, 20:40:23 pm »
Citar
Una reflexión satírica acerca de la manera en que el hombre aprovechó la fe para ponerse a sí mismo encima de todo, en este caso la naturaleza. Al decir que Dios le da el dominio de la naturaleza al hombre, esté encuentra justificación para aprovechar exageradamente, durante muchísimos años, ese recurso a su absoluta conveniencia. Abusando de todo la tierra, el agua, el aire, y de las demás especies naturales.

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=65zh0s_6ud4" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=65zh0s_6ud4</a>
10
Off-topic / Re:No solo de la fuerza vive el hombre
« Último mensaje: por Beti ona en Enero 17, 2020, 20:40:14 pm »
Philipp Mainländer

Citar
Citar
Philipp Mainländer, nacido como Philipp Batz, (Imperio alemán, Hesse-Darmstadt, Offenbach del Meno, 5 de octubre de 1841 - 1 de abril de 1876, ib.) fue un filósofo y poeta alemán. Siendo de los principales seguidores de la filosofía de Schopenhauer, ejerció una fuerte influencia en las obras de Nietzsche y Cioran.

Pesimista radical, Mainländer sostuvo que el principio del tiempo correspondía a la muerte de Dios y de la espiritualidad. Apoyó la virginidad y el suicidio como medios para minimizar la creación de vida y nuevo sufrimiento.

Su obra capital, Die Philosophie der Erlösung [Filosofía de la redención], fue publicada un día antes de su muerte. Se suicidó a los 34 años de edad, en 1876.

En la cosmovisión de Mainländer Dios existió en un principio como un todo y como unidad primordial. Es la muerte de ese Dios originario el punto de partida de la historia universal, que en lo físico se caracteriza por la pluralidad y en lo moral por la necesidad del sufrimiento. La historia del universo se encuentra así enmarcada por esas leyes fundamentales.

Pero los fragmentos dispersos del Dios primordial desesperan por reunirse nuevamente, para lo cual necesitan destruir la diversidad para resucitarlo. Sólo por tal medio podrán reencontrar la unidad originaria, en definitiva, lograr la resurrección del Dios originario. Jorge Luis Borges describe poéticamente la visión de Mainländer en la siguiente cita:

"Pienso en aquel trágico Philipp, imaginó que somos fragmentos de un Dios, que en el principio de los tiempos se destruyó, ávido de no ser. La historia universal es la oscura agonía de esos fragmentos"

Así, la no existencia sería preferible a la existencia, lo que en la lógica de Mainländer justifica el propio aniquilamiento como forma de redención. La negativa a perpetuarse y la búsqueda de la autodestrucción serían así coherentes con la supuesta dinámica del ciclo del ser imaginada por Mainländer.

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=xsjD_iMuRrU" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=xsjD_iMuRrU</a>

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=4qBiAH4msVM" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=4qBiAH4msVM</a>
Páginas: [1] 2 3 ... 10